Territorio de Coahuila y Texas

Territorio de Coahuila y Texas

Ciudad Acuña, Coahuila, México | 16/09/2019


Banner Amistad Industrial Developers Banner Bank and Trust mobile and text banking

Noticias relacionadas


Noticias recientes


Jhonny “Caguamas”: un excombatiente de Viet Nam en México

-incendiaba selvas ahora combate incendios forestales en Coahuila

Por Ramiro Gómez Caldera
Ciudad Acuña, Coah. 26 de mayo del 2010. Jhon Stephen Desport, es un piloto norteamericano veterano de Viet Nam que en su juventud, como soldado, incendiaba la selva en Saigón, y hoy combate incendios forestales en Coahuila, ambos trabajos en un helicóptero Bell.


Acompañado del mexicano Bruno García Rojas, mecánico de aviones, sargento de la Fuerza Aérea Mexicana, que estudió en la escuela del aire en Zapopan, Jalisco, son la pareja que maneja el helicóptero Bell rentado por el gobierno de Coahuila.

En esta aeronave se trasladan elementos de la Brigada contra incendios de la SEMAC o funcionarios de Protección Civil del estado, a contingencia como la sufrida por los acuñenses el martes 25 de mayo.

Ambos, piloto y mecánico, son quienes llevan a los brigadistas a eventos como la inundación de Acuña, la de Piedras Negras o La Laguna, las tres últimas sufridas por la gente de Coahuila en este año.

Jhonny “Caguamas” como le gusta que le llamen sus amigos mexicanos, nació en Ohio, EUA, hace 63 años, en el seno de una familia de inmigrantes yugoslavos católicos, que llegaron al vecino país en 1932.

Jhon estuvo en Viet Nam manejando un helicóptero Bell como el que pilotea hoy, en Coahuila, pero en aquel llevaba dos ametralladoras calibre .50 y aquí una bolsa de 1300 litros de capacidad, de retardante del fuego en los incendios forestales.

Allá incendiaba la selva con Napalm, aquí apaga fuegos en el bosque provocados por rayos o descuidos de excursionistas.

¿Tu mejor experiencia? Rescatar personas en las contingencias.

¿Tu peor experiencia? La Guerra de Vietnam, dice.

El helicóptero Bell con una turbina de 1280 HP, consume 100 libras de combustible cada diez minutos. 100 litros por hora de turbosina o de Jet fuel.

El helicóptero que condujo por las selvas de Viet Nam era un modelo de los años sesentas, este es más nuevo de 1967, pero en excelentes condiciones.

Recibe su mantenimiento cada diez mil horas de vuelo o su Over Hall.

Su helicóptero, llamado Mary Ann en honor de su esposa, está valuado en 250 mil dólares, tiene una autonomía de 2 horas y media, una capacidad de carga de 2 toneladas, y puede llevar a nueve personas, incluido el piloto y el mecánico.

El apodo Jhony “Caguamas” dado por sus compañeros mexicanos es por su gusto por la cerveza nacional, pues la de EEUU es pura agua, dice.

La nuestra si tiene cuerpo. Como las mexicanas.

Jhon vive en Idaho, EEUU con su esposa. No tiene hijos. Aunque desde hace algunos meses está en Coahuila dando servicio de traslados a personal de la SEMAC y a Protección Civil.

La de su compañero mecánico de aviones, Bruno, es otra historia de éxitos de un mexicano. Con 55 años de edad y casi cuarenta de experiencia, es una garantía en su trabajo. También está casado y tiene familia.

Nacido en Ensenada, Baja California, México, vive hoy en Yuva City, California, en EEUU, de donde fue contratado por su nueva compañía la que con todo y helicóptero le da servicio al gobierno de Coahuila.

Bruno ha viajado como mecánico de aviones y helicópteros, por todo el mundo: la húmeda Asia, el África ardiente, la lejana Oceanía, la hospitalaria America y la vieja Europa.

En América ha estado en Colombia, Nicaragua, Ecuador, El Salvador y Panamá entre otros países.
Sabe su oficio del que está orgulloso y vive bien.

Es un elemento que estudió en la Fuerza Aérea Mexicana y salió bien preparado.

Ambos, Jhon y Bruno son dos patriotas. Han luchado, a su modo por su país. Son ejemplo para niños y jóvenes de ambos países.

La vida decente y honesta paga bien, el mal camino no sirve, dicen ambos a los jóvenes y niños que se les acercan a tomarse una foto con ellos y su aeronave.

Dejan que los niños se suban a bordo del helicóptero a tomarse la foto. Son dos héroes del trabajo para los jóvenes.

Jhon no pierde la sonrisa. Bruno más serio, es también muy condescendiente. Saben que estar en tierra es un descanso.

Ya habrá tiempo para el duro trabajo entre tempestades e incendios forestales.

Lo dicho, despegan a Saltillo para una nueva misión. Contentos de que en Acuña no haya habido más tragedias que agua entrando por puertas y ventanas.

Han visto todo. Más Jhon en Viet Nam, no menos Bruno en la guerra sandinista en Nicaragua.

Galería de fotos


Derechos Reservados 2018. Ramiro Gómez Caldera