Territorio de Coahuila y Texas

Territorio de Coahuila y Texas

Ciudad Acuña, Coahuila, México | 14/11/2019


Banner Amistad Industrial Developers Banner Bank and Trust mobile and text banking

Noticias relacionadas


Noticias recientes


Ártico más cálido presenta oportunidades y riesgos, dicen expertos

Por Charlene Porter
Redactora

Washington – Mes tras mes se registran temperaturas más cálidas que causan el cambio climático mundial, pero la mayor evidencia de cambio ambiental se presenta en el Ártico. El aumento del derretimiento del océano Ártico en el verano abre nuevas vías marítimas navegables y crea nuevas oportunidades y nuevos riesgos para los países que tienen intereses en el océano más septentrional.


“Consideramos esto como un nuevo océano que se abre por primera vez en 500 años”, dijo el contralmirante de Estados Unidos David Titley, al hablar ante un panel de diálogo en una conferencia científica auspiciada por la Unión Geofísica de Estados Unidos en Washington el 1 de mayo.

El profesor de la Universidad de Calgary Rob Huebert calificó de “transformación enorme” los cambios que se avecinan al aumentar el derretimiento del hielo ártico en el verano. “Estamos viendo una transformación física que, como especie humana, no hemos visto antes”. Huebert es coautor del nuevo informe titulado Cambio Climático y Seguridad Internacional: El Ártico como indicador, que fue preparado para el Centro de Soluciones Climáticas y Energéticas.

Titley coincidió con la predicción de Huebert de la transformación como resultado de nuevas aguas abiertas en la parte superior del mundo. “El agua, donde antes había hielo, cambia la navegación. Cambia la manera en que Rusia, probablemente piense de su lado norte. Cambia la extracción de recursos, así que realmente es un mundo muy diferente”, afirmó Titley.

El grupo coincidió en que una variedad de industrias verán oportunidades de mayor uso de los recursos del Ártico, incluso de la extracción de petróleo y gas, el turismo, el transporte y la pesca. Este acontecimiento tendrá impactos inevitables en los cuatro millones de personas que habitan la región del Ártico y los ocho países considerados estados del Ártico: Canadá; Estados Unidos; Groenlandia, país autónomo del Reino de Dinamarca; Noruega; Finlandia; Islandia; Rusia y Suecia. Estos ocho países son miembros del Consejo del Ártico, un foro intergubernamental creado por mutuo acuerdo en 1996 para promover la cooperación, la coordinación y la interacción entre sus miembros.

Hay algunas estimaciones que calculan que el 13 por ciento del petróleo y el 30 por ciento del gas natural que aún no se han descubierto en el mundo están en el Ártico. A medida que aumentan las oportunidades de ganancias y exploración en el Ártico, aumenta la posibilidad de desacuerdos y conflictos, cuando los países y los intereses que representan compitan por reclamaciones de derechos. Los países que rodean al Mar Caribe comparten las aguas amistosamente, señaló Titley, lo cual demuestra que la cooperación en torno a un recurso compartido es posible.

Con la oportunidad de mayores ganancias viene el riesgo. El Ártico es un entorno hostil con mapas limitados y una serie de peligros, entre ellos temperaturas extremas y técnicas inexactas para pronosticar la fuerza y el movimiento del hielo marino. Una mayor actividad económica, invariablemente, significará que más personas estarán en situación de riesgo debido a estas incertidumbres.

Ahora que los operadores de buques cruceros hacen más viajes en las rutas marítimas del Ártico, abiertas en las últimas temporadas, Titley advirtió que un “desastre como el del Titanic” ocurrirá en algún momento en aguas polares.

Los operadores de cruceros atraen a clientes que quieren ver de cerca los icebergs y los animales del Ártico, y navegan por aguas desconocidas para hacerlo a pesar de la posibilidad de peligros justo bajo la superficie. Varios cruceros ya han tenido problemas en aguas del Ártico y en la Antártida, y los sobrevivientes han sido rescatados sólo porque otros buques con capacidad de rescate estaban cerca. El almirante Titley dijo que a medida que los buques de crucero aumenten sus viajes por estas aguas, otro buque que resulte dañado no tendría tanta suerte.

“La esperanza no es una gran estrategia cuando se trata de la búsqueda y el rescate”, dijo Titley, y “en algún momento, algún día, [un desastre] ocurrirá”.

El Servicio de Guardacostas de Estados Unidos tiene capacidad limitada de búsqueda y rescate en el Ártico y la Antártida. Huebert dijo también que la Organización Marítima Internacional no ha fijado normas más estrictas para botes salvavidas cubiertos en los buques que cruzan aguas frías, a pesar de que la propuesta de hacerlo se planteara por primera vez luego de la muerte de más de 1.500 personas, cuando el Titanic chocó con un témpano de hielo hace 100 años.

(Distribuido por la Oficina de Programas de Información Internacional del Departamento de Estado de Estados Unidos. Sitio en la Web: http://iipdigital.usembassy.gov/iipdigital-es/index.html ) ************************************************************ La Oficina de Programas de Información Internacional del Departamento de Estados Unidos distribuye USINFO-NOTICIAS. Puede encontrar información adicional en http://iipdigital.usembassy.gov/iipdigital-es/index.html



Derechos Reservados 2018. Ramiro Gómez Caldera