Logo Territorio

Territorio de Coahuila y Texas

Ciudad Acuña, Coahuila, México | 18 de Febrero del 2020

Benito Juárez construyó una república sustentada en leyes e instituciones

-mensaje de la diputada Sonia Villarreal en la celebración del natalicio de Benito Juárez

Francisco I Madero, Coahuila. 21 de marzo del 2015. En una fecha como hoy, en 1806, nace Benito Pablo Juárez García en San Pablo Guelatao, Oaxaca. Juárez, el Benemérito de las Américas, fue un hombre de temple que supo legar a la nación un Estado con principios de libertad y soberanía. Con la República a cuestas, transitó por todo el país con los archivos de la nación. Nada lo atemorizó, fue capaz de salir de Palacio Nacional, aún con el asedio de los conservadores e imperialistas.

En su trayecto, se mudó a Coahuila estableciéndose en varios pueblos y haciendas, siendo el pueblo de Gatuño, hoy Congregación Hidalgo Matamoros, el más significativo por esconder en la cueva del tabaco los archivos de la Nación.

Así, el 26 de febrero de 1864, durante su estadía en Coahuila, nos dio libertad y soberanía al separar a nuestro estado del estado de Nuevo León.

Esa fue su lucha, y logró en cada decisión hacer realidad los sueños de muchos mexicanos. Esa lucha debe constituirse en una lección de política social, que debe ser valorada y ejercida porque trascendió los siglos pasados y trascenderá los venideros.

El federalismo, y con él la democracia, encontraron el justo esquema de operación que legó a las generaciones que le siguieron, significados que fueron más allá del sentido que en su tiempo se les dio. El concepto de República fue construido a la luz de un sentido mucho más profundo y humano.

Juárez estableció las premisas fundamentales para construir los programas de gobierno; representó a la nación para construir un nuevo Estado y con él, una República sustentada en leyes e instituciones.

Se constituyó en la auténtica instancia representativa de la nación, con todas sus divergencias.

Es en él, que se anidan de facto los conceptos tan múltiples de los ciudadanos, porque cobijó y dio cauce al liberalismo renovado, los ideales revolucionarios y los sueños socialistas.

Unidos a estas aspiraciones los conceptos de Modernidad, nacionalismo, antiimperialismo, obrerismo, reforma agraria, colectivismo, anticlericalismo, indigenismo, pacifismo, todos engarzados y orientados por la vertiente nacionalista para acabar con las desigualdades sociales.

Nuestra identidad nacional es republicana. Identificarnos con la nación resulta imperativo, pues es frente a ella que tenemos que rendir cuentas.

En el devenir histórico el espíritu republicano se ha revitalizado para seguir adelante en la construcción de una nación independiente, creativa y democrática, con la voluntad y la férrea determinación de mujeres y hombres con líderes guerreros como Carranza, Murguía, Coss, Madero y González Garza, a quienes rendimos reconocimiento por el ejemplo de dignidad republicana que nos legaron.

En nuestro País, tenemos la fortuna de los referentes que han dejado historia, y hoy, Enrique Peña Nieto, tiene la visión y la voluntad para mover a México, con la aprobación de las reformas estructurales que ya lo están transformando, para enfrentar con eficacia los retos de la globalización del siglo XXI logrando el bienestar de los 120 millones de mexicanos.

En nuestro estado, con un Gobierno de orden, planeación y transparencia, Coahuila sigue forjando su historia, junto con un pueblo orgulloso de pertenecer a una tierra con un pasado heroico y de grandeza, donde se aquilata el valor de nuestras raíces.

Hoy las y los coahuilenses reconocemos en el Gobernador Rubén Moreira, a un líder que con firmeza, decisión y voluntad, mediante la coordinación entre los tres órdenes de gobierno y los poderes del estado, ha afrontado las causas del crimen y la violencia, al tiempo de proyectar a Coahuila en México y el mundo como un estado de oportunidades.

La estrategia de seguridad pública con resultados palpables; el impulso a un nuevo orden jurídico; la protección y defensa de los derechos humanos; el fuerte impulso a la igualdad entre mujeres y hombres, la no discriminación y la atención de los grupos vulnerables, son acciones sin precedente en la historia de Coahuila y fortalezas esenciales para enfrentar los desafíos de la nueva realidad nacional.

Ser diputada del Congreso Local, me compromete a ser partícipe de la función legislativa en el desarrollo de la transformación nacional impulsada por el Presidente Enrique Peña Nieto.

Me siento muy orgullosa de ser parte de los cambios que abandera el Gobernador Rubén Moreira Valdez, porque a tres años de iniciada su administración ha desplegado el potencial de crecimiento y productividad en nuestro estado y ha sido vanguardia en todos los ámbitos del quehacer público.

Las y los Diputados integrantes de esta Legislatura acabamos de ser testigos en la Confederación Permanente de Congresos Locales, del reconocimiento que nuestro estado tiene a nivel nacional en materia legislativa.

Este día, nos llena de orgullo que el Gobernador inaugure y denomine el obelisco Ejército Mexicano en homenaje a la institución más respetada del país, entregada a defender la independencia, la paz y la soberanía nacional.

Todas y todos los habitantes de Francisco I. Madero, de la Laguna y de Coahuila hemos sido testigos de las muestras permanentes de valentía y dignidad de las mujeres y hombres del Ejército Nacional en acciones de vigilancia, auxilio y en un trabajo permanente por la seguridad de nuestro estado y del país.

Con su lealtad institucional a toda prueba, el Ejército Nacional es hoy en nuestro estado como en todo México, una fuerza fundamental para la seguridad interior, la estabilidad y el desarrollo democrático.

Estoy segura que esta obra será un símbolo del agradecimiento y reconocimiento del pueblo de Coahuila de Zaragoza con el Ejército Mexicano.

Señoras y señores.

Coahuila, fiel a su origen revolucionario y constitucionalista, vive una nueva etapa de transformación que ha de llevar a las y los ciudadanos más y mejores oportunidades de desarrollo, nuestra obligación es tener lealtad a la sociedad y respeto a nuestra historia.

Es el momento de consolidar nuestras convicciones y hacer de nuestro origen la fortaleza de nuestro futuro.

Somos orgullosamente Coahuilenses y tenemos el compromiso de seguir trabajando para hacer de nuestro estado, un estado con energía.

Etiquetas: Benito Juárez, ceremonia cívica, Congreso del Estado, Nava, Sonia Villarreal Pérez


Galería de imágenes