Logo Territorio

Territorio de Coahuila y Texas

Ciudad Acuña, Coahuila, México | 12 de Abril del 2021

Comunidad internacional muestra unión y determinación respecto a Libia

Washington, EE.UU. La representante permanente de Estados Unidos ante las Naciones Unidas, Susan Rice, afirmó que mediante la Resolución 1970, del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, el mundo se ha expresado “con una sola voz” y que con “un sentido de urgencia poco usual e importante, con determinación y unidad de propósito” para condenar la violencia desatada por el gobierno de Libia contra su pueblo, para sancionar a ese liderazgo y responsabilizar al régimen por las violaciones de los derechos humanos.

Rice hizo declaraciones en la Casa Blanca, el 28 de febrero, luego de la reunión del presidente Obama con el secretario general de la ONU, Ban Ki Moon. Rice dijo que “gran parte” de la charla estuvo dedicada a la conmoción política en Libia.

Rice afirmó que las Naciones Unidas desempeña “un papel positivo y muy importante” en los esfuerzos para acabar con el derramamiento de sangre, responsabilizar a los líderes libios por sus abusos, y mostrar al apoyo al pueblo libio.

La Resolución 1970 aprobada el 26 de febrero marcó la primera vez que el Consejo de Seguridad acuerda por unanimidad referir a la Corte Penal Internacional caso de violaciones de los derechos humanos. La resolución impuso también prohibición de viajes y congelación de activos de los principales líderes libios, un embargo de armas completo a ese país, medidas contra el uso de mercenarios por parte del gobierno libio para atacar a su pueblo, y ayudará a facilitar la distribución de ayuda humanitaria vital para Libia, dijo Rice.

“Estas sanciones y los mecanismos para la rendición de cuentas harán que todos los miembros del régimen libio piensen en las opciones que tienen ante ellos: violar los derechos humanos y ser responsabilizados, o frenar la violencia y respetar el llamado al cambio del pueblo libio. No hay manera de eludir la opción crítica”, dijo Rice. Luego pidió al líder libio Moammar Gadafi “hacerse a un lado para evitar mayor derramamiento de sangre y permitir al pueblo libio tener un gobierno que responda a sus aspiraciones”.

La embajadora agregó que las recientes declaraciones de Gadafi ante la prensa internacional suenan como “engañosas”, lo que subraya la importancia de las medidas que Estados Unidos y la comunidad internacional han adoptado contra su régimen.

“Si él puede reír al hablar con periodistas estadounidenses e internacionales mientras masacra a su propio pueblo, sólo demuestra lo poco capacitado que está para dirigir y cuan desconectado está de la realidad”, dijo Rice.

Rice indicó también que desde que la administración Obama anunció el 25 de febrero el congelamiento de activos, además de otras medidas contra el gobierno libio, el Departamento de Hacienda de Estados Unidos ha decomisado alrededor de 30.000 millones de dólares de cuentas de líderes libios, a pesar del “hecho de que el coronel Gadafi y su hijo Saif dicen que no tienen recursos en el exterior que puedan ser decomisados, y que tienen una vida limpia e incorrupta”.

Apoyo de Estados Unidos para alimentos y ayuda a refugiados libios

El Departamento de Estado anunció la respuesta humanitaria inicial de Estados Unidos a la crisis en Libia. De acuerdo con una hoja informativa difundida el 28 de febrero, la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) ha destinado un fondo inicial de 10 millones de dólares para organizaciones internacionales, grupos no gubernamentales y la Sociedad Creciente Roja, para las necesidades más urgentes del pueblo libio.

USAID también envía “dos equipos de expertos humanitarios” a la frontera entre Libia y Túnez y Egipto, y hace consultas con los gobiernos de esos dos países para ayudar a la gran cantidad de gente que ha venido huyendo de Libia, dice la hoja informativa. La Oficina de Población, Migración y Refugiados, del Departamento de Estado, también trabaja con la Organización Internacional de Migración y la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para Refugiados, para apoyar sus esfuerzos.

La administración Obama se ha enfocado inmediatamente en la necesidad “de mantener bien equipados e intactos, los conductos médicos”, pero la hoja informativa dice que dada la preocupación de que la crisis pueda provocar escasez de alimentos, la USAID también ha hecho un inventario de toda la ayuda alimentaria de Estados Unidos para esa región y “está preparada para desviar o despachar otras reservas de alimentos hacia Libia” de ser necesario.

“En medio de la violencia en curso, la situación humanitaria en Libia se hace más delicada”, señala la hoja informativa. “El acceso restringido y la poca información plantean diferentes desafíos, pero Estados Unidos está respondiendo activamente y está preparado para ayudar al pueblo de Libia en este periodo turbulento”.

Etiquetas: Estados Unidos de America, Libia