Territorio de Coahuila y Texas

Territorio de Coahuila y Texas

Ciudad Acuña, Coahuila, México | 20/09/2014


Banner Amistad Industrial Developers Banner Bank and Trust mobile and text banking

Noticias relacionadas


Noticias recientes


Comunidades de EE.UU. dirigen esfuerzos a reducir demanda de drogas

Washington, EE.UU. En todo Estados Unidos, miles de líderes comunitarios se dedican a aplicar diversas políticas antidrogas que son innovadoras, compasivas y basadas en la evidencia, a fin de reducir la demanda de estupefacientes en Estados Unidos, dice la Oficina de Política Nacional para el Control de Drogas (ONDCP), que depende de la de la Casa Blanca.


Diez de esos líderes —docentes, médicos, profesionales del orden público, trabajadores sociales y personas que se recuperan de la drogadicción— recibieron galardones en fechas recientes en la Casa Blanca por ser “Campeones del cambio”.

Todos representan a organizaciones y programas que abordan el consumo de drogas haciendo hincapié en el enfoque de la salud pública en vez del encarcelamiento, lo cual es un tema clave de la estrategia del presidente Obama para la lucha contra la droga.

La estrategia del presidente apunta a evitar el consumo de drogas antes de que comience y ayudar a los drogadictos a ingresar en centros de tratamiento, mientras que al mismo tiempo se colabora con los países vecinos en materia de aplicación de la ley.

Los esfuerzos enérgicos dirigidos a reducir el consumo de drogas en Estados Unidos no sólo mejoran la salud y la seguridad públicas en Estados Unidos, sino que también privan a las violentas organizaciones criminales transnacionales de una importante fuente de ingresos, informa la ONDCP.

Los “Campeones del cambio” estadounidenses demuestran que las políticas de reducción de la demanda pueden reducir significativamente el consumo de drogas y sus consecuencias, dijo el Director de Comunicaciones de la ONDCP Rafael Lemaitre.

Daniel Gannon, un veterano de 25 años del cuerpo de policía de Providence (Rhode Island), es un “Campeón del cambio” cuyos esfuerzos en el vecindario de Lockwood, en Providence, han marcado una diferencia sustancial en un periodo de cinco años.

En 2006, Gannon contribuyó a introducir el programa de Intervención en mercados de la droga, cuyo objetivo es desbaratar los mercados al aire libre de drogas abordando directamente a quienes las venden y distribuyen.

El programa establece y hace cumplir sanciones claras y predecibles, y al mismo tiempo proporciona también una gama de servicios entre estos, el tratamiento de la drogadicción para los delincuentes de poca monta, dándoles así la oportunidad de romper el ciclo de consumo y venta de drogas, y el encarcelamiento.

“Retira a los peores traficantes de la droga de las calles”, pero también ayuda a aquellos que no son drogadictos incondicionales “para que puedan regresar a sus comunidades”, dijo Gannon. El programa ha sido adoptado en otras jurisdicciones de Estados Unidos y “ha tenido éxito en todas partes”.

Cindy Schaider, otra “Campeona del cambio”, es directora ejecutiva de la Alianza de Casa Grande, una coalición comunitaria para la prevención del consumo de drogas en la ciudad de Casa Grande (Arizona).

Todos los años, la organización llega a más de 20.000 personas con sus materiales y mensajes de prevención, y a sus esfuerzos se le atribuye el mérito de haber reducido significativamente el consumo de drogas entre los jóvenes, así como el consumo de alcohol entre menores en la zona de Casa Grande.

“Somos una coalición comunitaria de 45 miembros, totalmente voluntaria, y nuestro objetivo es formar alianzas y trabajar juntos para prevenir el consumo de drogas”, dijo Schaider. “Queremos que nuestra comunidad sea un lugar seguro y alegre”.

La alianza ha servido como modelo para programas similares en otros países: Schaider ha trabajado con los miembros del Servicio de Policía de Irlanda del Norte en las técnicas de desarrollo comunitario, durante la transición de ese organismo a la Real Policía del Ulster.

En Estados Unidos, las actividades de interdicción y aplicación de la ley se complementan cada vez más con los esfuerzos de prevención de consumo de drogas entre los jóvenes, según explicó el “Campeón del cambio” Timothy Wagner.

Wagner es director del Programa del Cuerpo Especial de la zona de Tráfico de Drogas del sur de la Florida (HIDTA), y bajo su dirección el HIDTA del sur de la Florida desbarató o interrumpió las actividades de 131 organizaciones narcotraficantes o de lavado de dinero de las drogas en 2010.

Si bien el HIDTA del sur de la Florida aúna los recursos de las agencias federales, estatales y locales para trabajar cooperativamente y compartir información, también administra programas orientados a los adolescentes que educan a los jóvenes sobre los peligros del alcohol, el tabaco y otras drogas. “Mientras que la demanda exista y los ingresos existan, la policía no será la única solución”, dijo Wagner.

El trabajo de estos “campeones del cambio”, y de otros, complementa la visión del Presidente de tener una estrategia equilibrada, en lugar de “un enfoque poco productivo, únicamente policial, de 'guerra contra las drogas’”, dijo Lemaitre de la ONDCP.

La Casa Blanca apoya la expansión de los tribunales de drogas como alternativa a la prisión para los delincuentes no violentos, así como el uso de programas de reintroducción centrados en la familia que ayuden a los ex-delincuentes con su transición a la sociedad.

Muchas de las iniciativas comunitarias que ofrecen tratamiento para la drogodependencia, empleo, tutoría y otros servicios se pueden duplicar por todo el país y también fuera de él, y a la ONDCP siempre le interesan los nuevos programas innovadores, dijo Lemaitre.

“No hay una solución sencilla y directa al problema de la droga en Estados Unidos”, dijo. Un enfoque amplio “que combine el tratamiento para la drogodependencia, la aplicación de la ley inteligente y las alternativas eficaces a la cárcel… pueden romper el círculo vicioso del consumo de drogas y la delincuencia, salvando así innumerables vidas y dólares del contribuyente y ayudando a hacer posible que todos los estadounidenses alcancen su pleno potencial”.

Para obtener más información acerca de las políticas de control de drogas de Estados Unidos, visite la página de la ONDCP en inglés, en el sitio web de la Casa Blanca.

Por: Lauren Monsen, Redactora



Derechos Reservados 2006-2014. Ramiro Gómez Caldera