Territorio de Coahuila y Texas

Territorio de Coahuila y Texas

Ciudad Acuña, Coahuila, México | 18/11/2017


Banner Amistad Industrial Developers Banner Bank and Trust mobile and text banking

Noticias relacionadas


Noticias recientes


EE.UU. colabora con otros países para combatir enfermedades mundiales

  • Viernes 1 de junio de 2007
  • Etiquetas: Estados Unidos
  •  
     

Washington – El Departamento de Defensa de Estados Unidos durante mucho tiempo ha centrado sus investigaciones en las enfermedades infecciosas, las terapias y las vacunas relacionadas con los hombres y mujeres uniformados, pero un programa cada vez más amplio de vigilancia de las enfermedades, una red de laboratorios en el extranjero y una variedad de esfuerzos con socios internacionales han agregado a su misión la salud pública.


El Sistema de Vigilancia y Respuesta a Enfermedades Infecciosas Mundiales del Departamento de Defensa de Estados Unidos (GEIS) ha sido parte de esa misión desde 1996, cuando una directiva presidencial amplió la función de la mayoría de las agencias federales a fin de mejorar la vigilancia, la prevención y la respuesta nacionales e internacionales a las enfermedades.

Pero el departamento había estado presente en el extranjero mucho antes de 1996, dijo el Dr. Joseph Malone, director del GEIS desde el 2003 hasta el 2006, en una entrevista con el Servicio Noticioso que tuvo lugar el 21 de mayo.

“Durante muchos años, el gobierno federal se ha interesado en las enfermedades tropicales y la vigilancia internacional de las enfermedades”, explicó Malone, “pero en 1996 se hizo un esfuerzo concertado para crear un producto y unas actividades de vigilancia coherentes que trabajaran unidas entre las agencias y cooperaran con la Organización Mundial de la Salud y otros sistemas de todo el mundo”.

PUESTOS DE AVANZADA CIENTÍFICOS

Las preocupaciones acerca de la propagación de las enfermedades infecciosas en un mundo cada vez más móvil e integrado convertirían a la vigilancia, la investigación y la creación de capacidad y formación internacionales en actividades críticas para los laboratorios del Departamento de Defensa en el extranjero.

“Cada uno de los cinco laboratorios internacionales es una operación de colaboración con el país anfitrión”, le indicó el 17 de mayo al Servicio Noticioso el director del GEIS, coronel Loren Ericsson, “y nos sentimos muy orgullosos de que la salud pública y la investigación y los aspectos donde tenemos intereses comunes trasciendan las cuestiones políticas”.

Los laboratorios son la Unidad Número 3 de Investigaciones Médico Navales de Estados Unidos en El Cairo (Egipto); la Unidad Número 2 de Investigaciones Médico Navales de Estados Unidos en Yakarta (Indonesia); la Unidad de Investigaciones Médico Militares de Estados Unidos en Nairobi (Kenia); el Centro de Investigaciones Médico Navales de Estados Unidos en Lima (Perú); y el Instituto de Investigaciones de Ciencias Médicas de
las Fuerzas Armadas del Ejército de Estados Unidos en Bangkok (Tailandia).

En El Cairo, la Armada de Estados Unidos ha colaborado con sus vecinos del norte de África, Oriente Medio y Asia Sudoriental desde 1946, cuando le encargó a la Unidad Médico Naval y de Investigaciones Número 3 (NAMRU-3) estudiar, prevenir y controlar las enfermedades epidémicas y endémicas en las zonas subtropicales donde estuviera destinado el personal de la Armada.

Hoy, como lo han hecho durante más de 60 años inclusive durante una interrupción de las relaciones diplomáticas entre Egipto y Estados Unidos de 1967 a 1974 la Armada de Estados Unidos, el Ejército de Estados Unidos, científicos egipcios y empleados de la NAMRU-3 estudian virus, vectores de enfermedades tales como las garrapatas y los mosquitos, y las enfermedades intestinales, y establecen redes de vigilancia para observar las principales amenazas de enfermedades en la región.

Los laboratorios en el extranjero, dijo Erickson, “ofrecen los cimientos sólidos de una gran cantidad del trabajo que hacemos. [Los científicos destinados aquí] trabajan en el país anfitrión y a nivel regional para ayudar a los países de la región a crear sus propias capacidades, capacitando a profesionales para que trabajen en laboratorios, hagan investigaciones epidemiológicas y lleven cabo investigaciones”.

LA COLABORACIÓN CON LOS SOCIOS

En los 11 años transcurridos desde que se emitió la directiva presidencial, las agencias federales estadounidenses como el Centro de Control y Prevención de Enfermedades (CDC) del Departamento de Salud y Servicios Sociales, también han ampliado su alcance para incluir al resto del mundo.

“Desde el 2004”, señala un pasaje en el sitio web del CDC, “la agencia ha refinado y ha comenzado a sistematizar su enfoque de las respuestas (a la enfermedad) a través del Programa Mundial de Detección de Enfermedades, una red de centros internacionales de excelencia en cuanto a la detección, identificación, rastreo y respuesta a los brotes de enfermedades infecciosas emergentes”.

La estrategia mundial de los CDC incluye un programa amplio sobre infecciones emergentes, un programa de formación para epidemiólogos de campo y científicos de laboratorio, y un equipo de epidemiólogos que estudian la vigilancia y detección de la influenza. Los CDC colaboran también con el GEIS en los laboratorios en el extranjero y cuentan con un epidemiólogo a jornada completa en NAMRU-3

“Debido a que los CDC intervienen también en el trabajo de vigilancia internacional y en alguna creación de capacidad, y en ayudar a los países con una respuesta temprana (a los brotes de enfermedades)”, dijo Erickson, “es importante que trabajemos juntos, que no dupliquemos esfuerzos y que no malgastemos el dinero de los contribuyentes”.

Otro socio es la Organización Mundial de la Salud (OMS), en Ginebra, donde el GEIS dispone de un miembro permanente a jornada completa – un capitán de la Armada y especialista en enfermedades infecciosas que trabaja en enfermedades hemorrágicas de origen viral. Este oficial sirve de enlace entre el GEIS y la OMS a través de la Red Mundial de Alerta y Respuesta a los Brotes, una colaboración de instituciones y redes que reúnen recursos para identificar, confirmar y responder con rapidez a los brotes internacionales.

Los laboratorios en el extranjero son considerados centros colaboradores (laboratorios nacionales que se utilizan con propósitos internacionales), y el Departamento de Investigación Virológica del NAMRU-3 es un laboratorio internacional de la influenza para la Oficina Regional de la OMS en el Mediterráneo Oriental.

En esa capacidad, los científicos confirman la identidad de virus de la influenza aislados por laboratorios nacionales, ofrecen formación en laboratorios, colaboran en estudios de vigilancia y llevan a cabo investigaciones para mejorar la vigilancia de los virus de la influenza.

“Es un momento interesante para participar en esta clase de trabajo”, dijo Erickson. “La gripe aviar es apenas la punta del témpano: con la reaparición de la fiebre del valle del Rift y la chikungunya [una fiebre viral que propagan los mosquitos], la tuberculosis cada vez más resistente a las medicinas y, de modo más amplio, la resistencia microbiana a los antibióticos, vamos a estar muy ocupados”.



Derechos Reservados 2006-2014. Ramiro Gómez Caldera