Territorio de Coahuila y Texas

Territorio de Coahuila y Texas

Ciudad Acuña, Coahuila, México | 16/08/2017


Banner Amistad Industrial Developers Banner Bank and Trust mobile and text banking

Noticias relacionadas


Noticias recientes


El presidente de EEUU George W. Bush intenta obtener un nuevo marco internacional sobre el cambio climático

  • Viernes 1 de junio de 2007
  • Etiquetas: Estados Unidos
  •  
     

(Propone establecer una meta mundial a largo plazo y estrategias
nacionales a medio plazo)


Washington – Estados Unidos trabajará con otros países para establecer
un nuevo marco internacional para tratar el cambio climático una vez que el protocolo de Kioto expire en 2012.

Según una iniciativa revelada el 31 de mayo por el presidente Bush, los 10 a 15 países que consumen la mayor parte de la energía y que emiten las mayores cantidades de gases con efecto de invernadero discutirían un acuerdo post-Kioto en una reunión internacional convocada inicialmente por Estados Unidos.

Para 2009, al final de la primera fase, los países establecerían una
meta mundial a largo plazo para reducir emisiones que contribuyen al cambio climático mundial y determinarían metas y estrategias a medio plazo sobre seguridad energética y medio ambiente según las características individuales de los países.

Bush indicó que un sistema firme y transparente para medir la conducta
de los países deber ser un elemento esencial del nuevo plan.

Según el protocolo de Kioto de 1997, los países industrializados se
comprometieron a recortar emisiones específicas de gases que
contribuyen al calentamiento mundial, como por ejemplo el bióxido de carbono. Los recortes se hacen principalmente por medio de un mecanismo de “límites e intercambio” en el que los países establecen límites a la industria sobre las emisiones y permiten a los emisores comprar o vender vales de emisiones para cumplir los objetivos.

Estados Unidos no ha ratificado el protocolo de Kioto porque considera
que puede limitar el crecimiento económico y conseguirá pocos resultados ya que no incluye a países en el mundo en desarrollo tales como China e India que emiten grandes cantidades de gases con efecto de invernadero.

La iniciativa de Estados Unidos está dirigida a complementar
discusiones internacionales más amplias promovidas por las Naciones Unidas para el reemplazo del acuerdo de Kioto, según los funcionarios estadounidenses.

El presidente lanzó su iniciativa sobre cambio climático alrededor de
una semana antes de la cumbre del Grupo de los Ocho (G8) que tendrá lugar del 6 al 8 de junio en Alemania y en la que se prevé la discusión del cambio climático como uno de los temas principales. El G8 está compuesto por Canadá, Francia, Alemania, Italia, Japón, Reino Unido, Estados Unidos y Rusia.

“Estados Unidos se toma este asunto muy en serio”, dijo Bush.

Comentó que la comunidad mundial puede hacer frente al doble desafío de la seguridad energética y el cambio climático gracias a la tecnología.

Estados Unidos ha estado al frente del desarrollo de la tecnología,
invirtiendo más de 12.000 millones de dólares durante los últimos seis
años en investigación sobre tecnologías de energía limpia, según indican fuentes oficiales estadounidenses.

Pero hay que hacer más en todo el mundo para llevar la tecnología a un
nivel que tenga capacidad para enfrentarse al desafío mundial, dijo el
presidente.

Bush dijo que animará a los líderes de los otros países del G8 a
aumentar sus inversiones en investigaciones sobre energía limpia y discutir con ellos las medidas para promover este tipo de inversiones en países en desarrollo.

Para facilitar una transferencia de tecnología a gran escala a los
países que más la necesitan, el presidente propone terminar las conversaciones sobre la eliminación de tarifas y otras barreras al comercio de tecnologías y servicios de energía limpia para finales de 2007. Este esfuerzo sería parte de la ronda de Dohá de negociaciones de comercio mundial realizadas con el apoyo de la Organización Mundial del Comercio.

Además, dijo Bush “ayudaremos a los países más pobres del mundo a
reducir las emisiones ofreciéndoles tecnologías desarrolladas por el gobierno a bajo costo, o en algunos caso, sin costo alguno”.

DIFERENTES VÍAS HACIA UNA META COMÚN

El asesor ambiental de Bush, James Connaughton, declaró que los países
del G8 están “muy cerca” de llegar a un acuerdo sobre el tema del cambio climático.

Con la iniciativa de Bush, dijo en una sesión informativa de la Casa
Blanca el 31 de mayo, los socios de los Estados Unidos tendrán una dirección más clara de cómo el G8 puede desarrollar un marco.

El verdadero reto para el grupo es implicar a los países de grandes
economías emergentes, que también consumen grandes cantidades de energía y emites cantidades sustanciales de gases con efecto de invernadero, comentó.

Connaughton explicó que esos países están abiertos a ideas que puedan
marcar una diferencia en su equilibrio energético y en su calidad
ambiental, pero son reticentes a la hora de comprometerse con metas
abstractas.

La subsecretaria de Estado Paula Dobriansky dijo que Estados Unidos
cree que su enfoque del cambio climático mundial, una mezcla de compromisos voluntarios y mandatos, funciona.

Sin embargo, la administración de Bush valora una variedad de
estrategias para tratar el asunto del cambio climático, comentó, porque “no hay una fórmula mágica para tratar con el cambio climático”.

Reconoció que el enfoque de límites e intercambios preferido por los
europeos funciona cuando los límites son reales y cumplir con las
exigencias tecnológicas es posible y económico, pero “estas circunstancias particulares no existen para el bióxido de carbono todavía”, indicó Dobriansky.



Derechos Reservados 2006-2014. Ramiro Gómez Caldera