Territorio de Coahuila y Texas

Territorio de Coahuila y Texas

Ciudad Acuña, Coahuila, México | 24/01/2020


Banner Amistad Industrial Developers Banner Bank and Trust mobile and text banking

Noticias relacionadas


Noticias recientes


EPN: encuentro con la ciudad de Poza Rica, Veracruz

Poza Rica, Veracruz. 14 de abril del 2012. Muy buenas tardes a todas y a todos ustedes. Gracias a todas y a todos ustedes por este gran encuentro, que me permite hoy esta representación de Poza Rica, tanto de quienes son sus actores políticos de Poza Rica y de esta parte norte del estado de Veracruz, como quienes representan a la sociedad civil de Poza Rica.

A mis amigos petroleros que también están aquí presentes, muchas gracias.

Muchas gracias a quienes están hoy aquí. Muchas gracias al primer priista del estado de Veracruz, que en gran respeto a la legislación electoral y siendo hoy un día inhábil, se ha dado un espacio para acompañarnos en esta gira, él y su distinguida esposa.

Muchas gracias, Javier, te aprecio mucho, y gracias por estar aquí.

Al líder nacional de los petroleros, a mi amigo Carlos Romero, gracias por estar aquí.

Y a todos nuestros amigos que hoy están aquí, en esta mesa, que me hacen favor de acompañar.

A todas y a todos les agradezco mucho, insisto, esta oportunidad de encuentro.

Hoy hemos venido realizando una gira maravillosa por el estado de Veracruz, por esta parte norte, donde tuvimos oportunidad de visitar Tantoyuca hoy por la mañana, en un espléndido evento, que me permitió tener contacto con la gente de la Huasteca Veracruzana, y de poder recoger varias inquietudes, reafirmar los compromisos que he venido haciendo en otras partes del país, pero que sin duda tienen total vigencia para Veracruz, porque son compromisos de carácter nacional.

Y también hice los de carácter particular, especialmente en Tantoyuca, el que tenía que ver con algo que nosotros venimos recogiendo, que tiene que ver con esta especulación y confusión que se ha generado en algunos sectores sociales, sobre la política social y los programas que actualmente tienen vigencia, y donde afirmé nuevamente que los programas sociales, especialmente Oportunidades, que por cierto tiene un antecedente en gobiernos del PRI, en lo que fuera Progresa y antes Solidaridad, estos programas se habrán de mantener, porque es claro el compromiso mayor que tengo y que vengo asumiendo, de llegar a la Presidencia de la República, que tienen que ver con combatir de raíz, de fondo y de manera eficaz la pobreza que lastima a millones de mexicanos.

Y después, hace un momento tuve oportunidad de estar en Papantla, para encontrarme con la representación de las 14 etnias de Veracruz, y particularmente lo hice con la cultura Totonaca, con quien les representa, don Juan Simbrón, quien en todo un ceremonial, apegado a sus costumbres y tradiciones, evidentemente nos llenó de vitalidad, de fortaleza para esta campaña.

Pero, sobre todo, recuerdo de él palabras, que quizás los demás no escucharon, porque lo decía en tono muy bajo, pero me decía: “Le doy estos símbolos de fortaleza, para que realmente llegue usted a dirigir a este País y lo haga con inteligencia, con mensura, con capacidad, pero sobre todo no se olvide de los pueblos indígenas, quienes viven en pobreza y en desigualdad. Y realmente deseamos que desde el cargo al que usted aspira, pueda servir y ayudar a los pueblos indígenas”

Y por supuesto que me motivó, y este encuentro con las etnias de Veracruz, me llena de gran aliento y de estímulo para este compromiso que vengo haciendo para con todo México: el realmente lograr disminuir sensiblemente los niveles de pobreza de nuestro país.

Y un compromiso mayor, que ya hice allá en Chihuahua, en la Sierra Tarahumara, que es el de erradicar la pobreza alimentaria, condición en la que viven 21 millones de mexicanos; y que evidentemente no se puede permitir en un país como el nuestro, con su potencial, con el desarrollo al que está llamado a tener y con todo el potencial que México tiene, no podemos permitir, insisto, que siga siendo un país con un amplio sector en condición de pobreza

Estoy aquí, en este encuentro que me da la oportunidad de compartir lo que hemos venido haciendo y dónde están las metas más importantes que me he trazado en esta aspiración de llegar a la Presidencia de la República, las cuales señalé claramente desde el inicio de mi campaña, y a la que vienen sumándose no sólo acciones específicas para lograr estos objetivos, sino también compromisos de otras obras y acciones que vendrán a resolver necesidades específicas de las distintas entidades del país.

Señalé desde el inicio de mi campaña que era, para el gobierno al que aspiro encabezar, un tema de relevancia mayor el devolverle a México paz, orden, tranquilidad y, sobre todo, para quienes la han perdido por ser rehenes del crimen organizado, la libertad.

Este es un compromiso mayor, y ustedes lo saben, porque lamentablemente a varias Entidades del País se ha extendido la violencia y la inseguridad. Veracruz no es excepción, y Veracruz, lamentablemente, se ha visto inmerso en ese escenario de inseguridad y donde el Gobierno Local, el Gobierno Federal, a través de la participación de la Secretaría de Marina, han venido haciendo un esfuerzo para escenario.

Hoy le decía al Gobernador del Estado, como lo señalé en Veracruz en mi última visita de hace unos días, y hoy aquí lo vuelvo a reiterar, seguro estoy que en alianza podremos, desde el Gobierno Federal, con el Gobierno del Estado, en el compromiso que ya hice para que, hasta que regrese las condiciones de seguridad a Veracruz se habría de mantener la presencia de la Armada de México en apoyo a la labor del Gobierno Estatal.

Convencido estoy de que podremos, en un trabajo institucional y responsable entre el Gobierno Federal y el Gobierno Estatal, lograr una mayor eficacia en la estrategia que sigamos. Estoy convencido de que la estrategia debe reajustar. Nadie pone en duda y menos cuestiona, lo que es obligación del Estado Mexicano, que es combatir al crimen organizado. Lo que sí está sujeto a discusión y a debate, es la forma de emprender ese combate, de hacerle frente al crimen organizado para lograr eficacia y sobre todo resultados que los mexicanos esperan.

Me comprometo a mantener esta política y este combate frontal desde el Gobierno Federal. Pero también comprometo reajustar la estrategia que deba seguirse para que obtengamos mejores resultados e, insisto, le devolvamos a los mexicanos la seguridad y la paz que tanto demandan y que además el Estado está obligado a dárselas.

Gracias, gracias, bellas y distinguidas damas de Veracruz, lo más bello de esta tierra: sus mujeres. Gracias.

El segundo gran tema. Me he comprometido a lograr realmente un mayor crecimiento económico para México.

Lo vengo señalando de manera reiterada, y si así lo comparto es porque debemos realmente focalizar el esfuerzo en objetivos claramente marcados, y de ahí que venga firmando mis compromisos, para que no se olviden, sobre todo no perdamos la brújula, tengamos claro el objetivo, porque no puede ser uno o unos los objetivos que se tracen en una campaña y llegar al gobierno y tener otros objetivos.

Precisamente, porque la campaña es lo que da espacio para que quien aspira a gobernar, proyecte su oferta, sus ideas, las soluciones que plantean las necesidades de la gente.

Y en alcance a este objetivo, es que vengo firmando mis compromisos. Porque funcionó bien en el Estado de México, al que tuve el gran honor y oportunidad de gobernar, y porque a final de cuentas genera certidumbre entre la sociedad a la que se aspira a gobernar.

Precisamente, desde que inicié mi campaña firmé mis compromisos, tanto de carácter nacional, como de carácter local. Y entre ellos hay uno que para mí es fundamental, que es: impulsar el crecimiento de México.

México ha tenido un bajo desempeño en su economía en los últimos 12 años, el más bajo de los últimos 80, y eso evidentemente genera una condición: no se propician los empleos que la población demanda. Y si no se tienen los empleos de calidad, los empleos bien remunerados, los empleos para nuestros jóvenes que egresan de sus estudios y que ven frustrados sus sueños al no tener en qué emplearse, si no logramos revertir esta condición, no habrá estrategia, por más eficaz que se busque, que combata al crimen organizado, porque para muchos jóvenes terminan, por ser la actividad ilegal, y el crimen la única tarea, la única opción.

Por ello, tengo muy claro: la llave y el arma más importante para que México se inserte en el camino de progreso y de mayor desarrollo, será creciendo económicamente y generando oportunidades de empleo y de desarrollo a los mexicanos.

Ese fue mi segundo gran compromiso.

El tercero tiene que ver con el que ya referí, y que ni siquiera fue el tercero, fue el primero o el segundo, que es: combatir la pobreza.

El cuarto compromiso tiene que ver con la educación. Y en alcance a este objetivo, ya señalé un compromiso de los varios más que haré a lo largo de la campaña, que tiene que ver con dos objetivos centrales:

El ampliar la cobertura educativa en el país, especialmente para nuestros jóvenes, que son quienes más lo demandan y no encuentran espacio suficiente dónde recibir educación de calidad, y me refiero particularmente en el nivel preparatoria y en el nivel de universidad, donde en éste último solamente uno de cada tres jóvenes pueden estudiar la universidad; y en el caso de la preparatoria o bachillerato, solamente dos de cada tres.

Me he comprometido, y lo asumo como un compromiso que ya he señalado, el lograr la cobertura universal desde el nivel preescolar hasta el nivel preparatoria en los próximos seis años.

Sé que es una tarea desafiante, pero que estoy decidido a llevar a cabo y que la voy a cumplir.

Gracias, maestras y maestros, por estar aquí presentes. Muchas gracias por su apoyo.

Y también he comprometido ya, porque sé que aquí hay maestros que me habrán de secundar y serán parte de este esfuerzo para realmente lograr más y mejor educación para México, emprender un programa ambicioso de rehabilitación de las escuelas públicas del país.

Porque para lograr educación de calidad, lo primero que debe tenerse son espacios dignos, decorosos, donde nuestros niños y jóvenes puedan recibir una mejor educación.

Hoy vengo aquí justamente en lo que es la mística y constante de mi campaña: la del compromiso. Y debo hacer un compromiso para con Poza Rica sobre necesidades apremiantes de aquí y de la región; porque traer mayor desarrollo a Poza Rica no sólo impacta aquí, sino impacta en toda la región.

Y vengo hacer un compromiso que voy a firmar en un momento más. Ni siquiera venía ya redactado como tal el compromiso, porque aquí quise definirlo, a partir de escuchar las necesidades.

Existe un tema central, del que ya he hecho un compromiso, pero también lo reitero con énfasis en Poza Rica: vamos a trabajar para devolver seguridad y paz a los habitantes de este Municipio. Sé que la seguridad es tema central, y lo vamos a trabajar.

Segundo, en lo que es tema para Poza Rica, pero lo es para varias partes del país, un elemento vital, que es el agua.

Y vamos a trabajar, señor gobernador, para darle un manejo sustentable, eficaz, al recurso hídrico en Veracruz; porque queremos lograr que los pozos que tengan el agua para la industria, para el campo, de ninguna forma pongan en riesgo lo más importante: garantizar abasto de agua potable a los habitantes de aquí, de Poza Rica y de Veracruz.

Gran reto, gran compromiso, que vamos a dedicarnos a cumplir.

Y uno que particularmente quiero suscribir con Poza Rica y que entiendo forma parte de la infraestructura que queremos impulsar para todo México; porque será la infraestructura la que nos permita realmente apuntalar las condiciones de competitividad para el crecimiento económico de México.

México necesita desarrollar más infraestructura: carretera, ferroviaria, portuaria, precisamente para potenciar la gran riqueza que México tiene y que debe proyectarnos al mundo, para que no sólo proyectemos más allá de nuestras fronteras un México violento e inseguro, que atenta contra el desarrollo de México.

Tenemos que proyectar todo lo contrario y lo que sí somos en México: un país que tiene un enorme potencial dentro de su desarrollo, una gran diversidad y una gran riqueza, no sólo en recursos naturales, sino en su gente, en los lugares que ha logrado edificar y construir.

Y que eso debemos llevarlo al mundo entero, porque estoy convencido –y más me vengo convenciendo en mi recorrido por todo el país en esta campaña-, de la riqueza que México tiene y que, de verdad, México encierra a un mundo entero. Podríamos decir que México es una síntesis del mundo, en su belleza, en sus paisajes, pero sobre, todo en su gente. Y eso tenemos que proyectarlo. Debemos convertirlo nuevamente en el país con el liderazgo y la voz que se hace y que sea reconocida precisamente por el progreso y el desarrollo que en su interior México logre alcanzar.

Ese es mi objetivo y mi reto, y voy a trabajar para que México nuevamente recupere el liderazgo que invariablemente hizo que los mexicanos nos sintiéramos siempre orgullosos. Compromiso que tengo claro y que voy a cumplir también.

Pero me desvié de lo que para mi es fundamental. Hablaba de Poza Rica, hablaba del crecimiento económico, y voy a comprometer aquí una obra de infraestructura que es importante, según me lo ha señalado la gente de aquí: la autopista Cardel-Poza Rica. Esta autopista la voy a firmar; voy a firmar la autopista que aquí vamos a construir.

Estoy convencido del enorme beneficio que la infraestructura carretera habrá de traer para el país. Vamos realmente a ampliar la red de comunicaciones de todo México, y lo voy a ir señalando a lo largo de mi campaña, porque está dentro de la política de propiciar como ya la señalé crecimiento económico para México.

Aquí lo voy a firmar delante de ustedes, para que realmente sean testigos del compromiso que hago aquí en Poza Rica.

Concluyo con lo siguiente, que no quiero extenderme más, ya me pasé un poco del tiempo que quería dedicarle, pero me han dejado ustedes compartir lo que ha sido mi experiencia —de verdad, se lo decía a mi esposa Angélica hace un momento-, la bella experiencia que ha sido estar hoy aquí en Veracruz, que me hace sentir como un hijo de esta tierra, con lo que ya he recorrido, y lo que me falta recorrer en la gira del día de hoy y en las próximas visitas que haga a Veracruz.

Y yo les decía, desde el primer evento que tuvimos por la mañana: Le pido a los veracruzanos que me adopten, para que ustedes tengan un hijo adoptivo como Presidente de la República.

Vamos a cumplirle a México. Quiero cumplirle a México, y voy a entregarme con toda mi capacidad, con toda la experiencia. El servicio público y las tareas que he tenido en mi trayectoria, me permiten presentarme hoy en esta justa democrática, precisamente para ganar la confianza mayoritaria de la sociedad mexicana, que me lleve a la máxima magistratura, y poder desde ahí servir bien y cumplirles a todos los mexicanos.

Pero también quiero pedirles a ustedes que simpatizan y que siguen este proyecto, quiero pedirles que en su respaldo esté también la tarea de convertirse en voz del proyecto que vengo enarbolando, porque esta elección y será algo que invariablemente en cada evento le pida a quienes nos acompañen se va a ganar con votos. Así se ganan las elecciones.

Y queremos lograr realmente en el respaldo de la sociedad, una votación clara y contundente, que nos permita ganar la Presidencia de la República, la mayoría en la Cámara de Diputados y la mayoría en el Senado.

De tal suerte que con ello, podamos realmente, con mayor fortaleza política, darle impulso a las reformas estructurales que el país necesita.

Está claro que no hemos transitado y no tenemos un mayor desarrollo como quisiéramos, y está claro que el balance que se tiene hoy de México no es satisfactorio. Los mexicanos no estamos satisfechos, y hay descontento en amplios sectores de la sociedad.

Y porque esta elección representa la gran oportunidad de cambio para México, es que les pido que sean parte ustedes de este cambio, que sean parte activa, que sean participantes del cambio, y que su voz nos permita llegar a más veracruzanos que conozcan del proyecto, sobre todo de mi compromiso y de la firme decisión para que México llegue a mejores condiciones.

Este es mi compromiso. Y seguro estoy que con el respaldo de todas y todos ustedes, haremos entre todos posible el cambio que México necesita, por el bien de México, por el bien de todos los mexicanos.

Gracias, amigos petroleros.

Gracias a todas y a todos.

Les aprecio mucho que me hagan favor de acompañar y vayamos caminando juntos, desde Veracruz, haciendo frente común, para que el próximo 1° de Julio cantemos con la victoria.

¡Qué viva Veracruz! ¡Qué viva México!

(Firma del compromiso)

Compromiso de la construcción de la carretera Cardel-Poza Rica en la interconección La Mancha-Tihuatlán, compromiso que ante ustedes firmo y gracias por acompañarme en este compromiso que voy a cumplir.

Muchas gracias.


Galería de fotos


Derechos Reservados 2018. Ramiro Gómez Caldera