Territorio de Coahuila y Texas

Territorio de Coahuila y Texas

Ciudad Acuña, Coahuila, México | 14/12/2017


Banner Amistad Industrial Developers Banner Bank and Trust mobile and text banking

Noticias relacionadas


Noticias recientes


Estiman que el Partido Demócrata tendría decididos a sus candidatos en

  • Jueves 17 de abril de 2008
  • Etiquetas: Estados Unidos
  •  
     

-influencia de convenciones partidarias nacionales es menor en años recientes


Washington – El analista político Larry Sabato, en declaraciones al Servicio Noticioso desde Washington, afirmó que para el 4 de julio, día de la independencia de Estados Unidos, el Partido Demócrata ya tendrá su candidato a la presidencia, aunque no descartó que ese tema incluso podría quedar resuelto en junio.

Sabato, un profesor de ciencias políticas de la Universidad de Virginia, dijo que la contienda terminará “inmediatamente” si el senador Barack
Obama da la sorpresa y vence a la senadora Hillary Clinton en las
elecciones primarias del estado de Pennsylvania a celebrarse el 22 de
abril, hecho que el profesor indicó, garantizaría la nominación de Obama. Se estima que una victoria de Clinton en Pennsylvania prolongará la
contienda hasta las últimas elecciones primarias demócratas del 3 de junio en los estados de Montana y Dakota del Sur.

Sabato expresó que después de esa fecha, los superdelegados del partido
anunciarán si apoyan a Obama o a Clinton para la nominación. Sabato
indicó también que el Partido Demócrata quiere tener un candidato antes
de su convención nacional, que comienza el 25 al 28 de agosto en Denver. (Ver artículo relacionado http://usinfo.state.gov/xarchives/display.html?p=washfile-spanish&y=2008&m=February&x=20080205114132liameruoy0.7750818

Sabato, descrito por el periódico Wall Street Journal como
“probablemente el profesor universitario más citado” sobre política en Estados Unidos, agregó que las convenciones nacionales demócrata y republicana ya no desempeñan el papel decisivo para decidir quién obtiene las nominaciones respectivas de sus partidos.

La última vez que la Convención Republicana sostuvo una lucha reñida
por la nominación fue en 1976 durante la contienda entre Gerald Ford y
Ronald Reagan. Esa contienda duró hasta la convención, explicó Sabato,
porque las asambleas y elecciones primarias republicanas dieron como
resultado un casi empate entre Ford y Reagan.

En esos años las convenciones eran más importantes que lo que hoy es
para escoger un candidato, agregó Sabato. Incluso en 1968 una pequeña
cifra de los 50 estados de Estados Unidos celebraban elecciones primarias
y el resto de los estados “estaban prácticamente controlados por líderes estatales del partido” que decidían qué candidato debía ser legido,añadió.

Las elecciones primarias eran consideradas como “meramente preliminares” a la “batalla real de la convención”, donde se elegía un candidato, reiteró.

Pero posterior a lo que Sabato describió como el “fiasco” de la
convención demócrata de 1968 en Chicago, recordada por sus enfrentamientos entre manifestantes contra la guerra de Vietnam y la policía, así como el caos en el salón de convenciones, el concepto entero sobre cómo se debe elegir a un candidato, cambió.

Sabato dijo que se tomó la decisión de “quitarles el poder a los líderes del partido y dárselo al pueblo”. Eso resultó, agregó, en el sistema actual de estados que sostienen elecciones primarias o asambleas electorales.

El único papel real actual de la convención, indicó Sabato, es servir
como factor de desempate en caso de un resultado “incierto”, en que ningún candidato haya asegurado la nominación.

Sabato calculó una probabilidad de 65 a 70 por ciento de que el
candidato demócrata será elegido mucho antes de la convención en Denver.

SE CONSIDERA A OBAMA COMO NOMINADO DEMÓCRATA

John Fortier, investigador del American Enterprise Institute, estuvo de
acuerdo con Sabato, en que es poco probable que se determine al
candidato demócrata en la convención en Denver.

Esto, a pesar de que “por primera vez en muchos años, tenemos una reñida contienda que continuará hasta casi el final de las elecciones primarias”, afirmó Fortier, colaborador principal del Proyecto Reforma
Electoral del instituto, que busca mejorar las políticas y administración de las elecciones estadounidenses.

Fortier dijo al Servicio Noticioso que espera que Obama “surja como
estrecho pero claro triunfador” en la nominación demócrata.

“Si Obama se derrumbara repentinamente” como candidato, “entonces el
escenario de la solución en la convención es posible. Pero es muy poco
probable”, indicó Fortier.

La razón por la cual los partidos políticos de Estados Unidos “no
determinan al candidato en la convención, es porque las elecciones primarias generalmente dan como resultado un favorito que surge relativamente temprano y todos los demás candidatos abandonan la contienda o se quedan muy atrás”, explicó Fortier.

“Tradicionalmente, si un candidato surge como favorito, los otros
candidatos enfrentan problemas para recaudar fondos. La aprobación y apoyo de los superdelegados también favorece al líder”, añadió.

Fortier señaló que podría desatarse una pelea en las convenciones de
2008 si hay “un grupo de líderes que cambian de criterio” en la
nominación, el estallido de un escándalo de último minuto que afecte al
favorito, o una crisis de salud que provoque el retiro del favorito.

Los observadores políticos pensaron, indicó Fortier, que el campo
presidencial republicano no podía producir un claro favorito. Pero, añadió,“el sistema favorece convalidar al triunfador” en las elecciones
primarias iniciales, que resultó ser el senador John McCain. Las victorias de McCain en las elecciones primarias de Nueva Hampshire y Carolina del Sur lo impulsaron a convertirse en el posible candidato republicano.

Fortier afirmó que en las elecciones primarias del Súper Martes del 5
de febrero, Clinton y Obama estaban fundamentalmente empatados por la
nominación demócrata. Pero las 11 victorias consecutivas de Obama
posteriores al Súper Martes le “dieron suficiente ventaja” que dificulta
alcanzarlo, describió Fortier. Sin embargo, si los dos candidatos
demócratas siguen empatados hasta el fin de las elecciones primarias en junio entonces el resultado será “mucho más incierto y la decisión de quién será el candidato sin duda estará en manos de la convención”, finalizó.

Para más información, ver “El camino a la nominación de candidatos a la
Presidencia en 2008 http://usinfo.state.gov/xarchives/display.html?p=washfile-spanish&y=2008&m=January&x=20080108143501liameruoy0.3745081



Derechos Reservados 2006-2014. Ramiro Gómez Caldera