Logo Territorio

Territorio de Coahuila y Texas

Ciudad Acuña, Coahuila, México | 01 de Diciembre del 2022

Historia Natural del Cóndor de California

Proyecto de Recuperación del Cóndor de California (Gymnogyps californianus) en México

Ariel Rojo Curiel, Karina Santos del Prado Gasca y Elvia de la Cruz Robles El cóndor de California (Gymnogyps californianus) es miembro de la familia Cathartidae o buitres del nuevo mundo, es una de las aves voladoras de mayor tamaño. Mide de 115 a 140 cm de longitud total y pesa aproximadamente 10 kg, con las alas extendidas tiene una envergadura de hasta 3 metros.

Los cóndores son aves carroñeras, se alimentan de carcasas de animales muertos, su dieta incluye carcasas de venado y animales muertos, en el pasado incluía al alce y al berrendo, a lo largo de la costa se la ha observado alimentándose de restos de focas, peces y ballenas.

Distribución

Históricamente, su distribución abarcaba la costa del Pacífico, desde Canadá hasta México y a lo largo del sur de los Estados Unidos. Se han encontrado evidencias de la existencia del cóndor en el Pleistoceno en los estados de Florida y Nueva York. Debido a su capacidad y autonomía de vuelo, su hábitat es muy amplio, desde las elevadas montañas de California hasta la costa.

foto

Existen reportes de cóndores vistos en Baja California entre 1879 y 1937 en el área de la Misión de San Fernando, cerca de la frontera con Estados Unidos, los cuales sugieren que la especie habitaba la porción norte del estado. El último reporte fidedigno de cóndor de California visto en México fue en 1937 en un sitio conocido como La Encantada, en la sierra de San Pedro Mártir. Es posible que los reportes no confirmados posteriores a los años cuarenta se deban a la gran autonomía de vuelo de G. californianus y que se tratase de cóndores que habitaban en el Sur de California.

Ciclo de Vida

El ciclo de vida de un cóndor es muy largo y su tasa de reproducción baja, por lo que un animal que muere no es rápidamente reemplazado por otro. Por ello, la supervivencia de cada individuo tiene una mayor repercusión sobre la supervivencia de la especie a largo plazo, en comparación con las especies cuyos ciclos de vida son más cortos y sus tasas de reproducción más altas.

Los cóndores nacen entre abril y mayo, después de 18 semanas de incubación: 54-58 días. Los padres cuidan el nido permanentemente e incuban por periodos de 2-5 días cada uno, duermen casi todo este tiempo y dejan sólo el huevo por periodos muy breves. La eclosión ocurre 2.5 días después de que el huevo empieza a picar. El peso al nacer es 150-200 gramos.

Durante las primeras semanas de vida los polluelos son alimentados por ambos padres varias veces al día, posteriormente son alimentados una vez al día.

Nacen cubiertos de un plumón blanco y no presentan plumas en la cabeza y el cuello. Los polluelos únicamente caminan dentro del nido durante los primeros 5 meses. Los primeros vuelos son muy cortos; los jóvenes cóndores pueden volar suficientemente bien como para buscar su propio alimento hasta los 10 ó 12 meses de edad, pero permanecen con sus padres hasta el segundo año.

Empiezan a emplumar a las 18 semanas, de este momento a los 2 años son considerados juveniles. El proceso de emplume se prolonga hasta las 24 ó 25 semanas. Durante esta etapa el color de la piel en la cabeza cambia para permanecer gris pizarra, el color del pico es gris obscuro. Los jóvenes comienzan a practicar el vuelo corto, de unos cuantos metros, entre los 5 y los 6 meses. Algunos juveniles dejan el nido en septiembre u octubre, pero siguen siendo alimentados por los padres hasta la siguiente primavera.

Presentan dos fases de emplume, la primera inicia con el verano del año en que nacieron y continúa hasta los 3 años. Durante este tiempo la piel de la cabeza y cuello es obscura. La segunda etapa de emplume inicia al tercer año y se caracteriza por la presencia de un anillo rosa en el cuello y porque los colores de la cabeza comienzan a desarrollarse.

Son considerados inmaduros entre los 2 y los 4 años y subadultos de los 4 a los 6 años. Después de los 4 años el anillo del cuello ya no se distingue y comienza a ser prominente una barra blanca en la cara.

Los cóndores son sexualmente maduros aproximadamente a los entre los 5 y 7 años de edad. Cuando son adultos la cabeza y el cuello presentan barras de colores variables, anaranjado, rosa y rojo. El plumaje es negro, con una cubierta blanca debajo de las alas.

foto

Los cóndores forman pareja para toda la vida. La hembra pone un huevo por estación, entre principios de enero y mediados de marzo, incluso a principios de abril si la hembra tiene que remplazar un huevo que perdió. El huevo es puesto en las cavernas de los acantilados, sobre un substrato arenoso, no construyen un nido convencional. La pareja cambia el sitio de anidación y los distintos sitios generalmente están separados por kilómetros.

Si un huevo se rompe o se pierde durante el principio de la estación reproductiva, es común que la pareja lo reemplace. Puede remplazar un huevo hasta en una tercera ocasión, si el primero se perdió a principios de la época de reproducción. Normalmente el reemplazo lo pone un mes después de haber perdido el anterior.

El huevo es azul grisáceo, de forma ovalada, pesa aproximadamente 267 gramos, su longitud es de 109 mm y su grosor es de 66 mm.

La longevidad de los cóndores es probablemente alrededor de 20 años en vida silvestre. El cóndor cautivo más longevo tiene 45 años.

Etiquetas: cóndor, historia natural, INECC, México, SEMARNAT


Galería de imágenes