Territorio de Coahuila y Texas

Territorio de Coahuila y Texas

Ciudad Acuña, Coahuila, México | 19/08/2017


Banner Amistad Industrial Developers Banner Bank and Trust mobile and text banking

Noticias relacionadas


Noticias recientes


Respuesta internacional de EE.UU. a posible pandemia de influenza aviar

  • Sábado 9 de junio de 2007
  • Etiquetas: Estados Unidos
  •  
     

En una hoja informativa que hizo pública el 7 de junio, el Departamento de Estado dio a conocer el estado actual de las colaboraciones y compromisos de Estados Unidos con países y organizaciones internacionales en todo el mundo para la preparación y respuesta a una posible pandemia de la influenza aviar.


Entre otras cosas, Estados Unidos trabaja para fortalecer la capacidad de las organizaciones internacionales para tratar esta amenaza en más de 70 países. También apoya iniciativas “para ampliar los sistemas de vigilancia de enfermedades en animales y seres humanos y colabora con sus socios para mejorar la capacidad de los diagnósticos de laboratorio y las redes de alerta rápida en alrededor de 40 países”.
A continuación una traducción de la hoja informativa:
(Comienza el texto)
Departamento de Estado de Estados Unidos
Oficina de Asuntos Públicos
7 de junio de 2007
Hoja informativa
Compromiso internacional de Estados Unidos contra la influenza aviar y pandémica

ALIANZA INTERNACIONAL

La amenaza de la pandemia de influenza no ha cambiado. El gobierno de
Estados Unidos permanece preocupado sobre los continuos brotes de la
influenza aviar altamente patógena de la cepa H5N1 en aves y su posible conversión en una pandemia de influenza humana que podría conllevar consecuencias mundiales graves en cuanto a la salud, lo económico y lo social. Por esta razón, desde 2005 se han destinado más de 6.000 millones de dólares a un fondo de emergencia para tratar la amenaza de la influenza aviar y pandémica a nivel doméstico e internacional.

Estados Unidos colabora con países y organizaciones internacionales en todo el mundo para prepararse y responder a este desafío. El presidente Bush anunció la Alianza Internacional sobre la Gripe Aviar y Pandémica en la Asamblea General de las Naciones Unidas en septiembre de 2005. Los objetivos de la Alianza Internacional incluyen:

Elevar la importancia del asunto de la influenza aviar en la agenda de los distintos países Coordinar esfuerzos entre los donantes y los países afectados Movilizar y aprovechar los recursos Incrementar la
transparencia en la información sobre la enfermedad y mejorar la vigilancia, y Crear capacidad local para identificar, contener y responder a una pandemia de influenza La Alianza Internacional se reunió por primera vez en
Washington
D.C. en octubre de 2005 para determinar la agenda, definir las metas y dirigir los recursos hacia el esfuerzo internacional. La segunda reunión que tuvo lugar en Viena (Austria) en junio de 2006 contó con representantes de 93 países y 20 organizaciones internacionales y regionales que evaluaron el progreso y los desafíos y determinaron los planes futuros. La Alianza
Internacional continuará reuniéndose cuando sea necesario.
Para mayo de 2007 Estados Unidos ya había ofrecido 434 millones de dólares para apoyar los esfuerzos internacionales según tres bases: preparación y comunicación, vigilancia y detección, y respuesta y contención. Estados Unidos trabaja para fortalecer la capacidad de las organizaciones internacionales para tratar esta amenaza en más de 70 países.
PREPARACIÓN Y COMUNICACIÓN
Estados Unidos respalda los esfuerzos de preparación en más de 50 países en colaboración con la Organización Mundial de la Salud (OMS), la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), la
Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE) y otras contrapartes internacionales y locales.
Agencias gubernamentales de Estados Unidos, entre ellas los
Departamentos de Agricultura (USDA), Salud y Servicios Sociales (HSS), con los Centros para la Prevención y el Control de Enfermedades (CDC) y los Institutos Nacionales de la Salud (NIH), el Departamento de Interior y el Departamento de Defensa, al igual que la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo
Internacional (USAID), han desplegado científicos, veterinarios, expertos en salud pública, médicos y equipos de respuesta para emergencias, a los países afectados y con alto riesgo para ayudar en el desarrollo y aplicación de los planes de preparación y de los procedimientos de emergencia para responder ante la influenza aviar y pandémica.
Estados Unidos colabora con sus contrapartes en Canadá y México en un plan comprensivo en América del Norte para la influenza aviar y pandémica, por medio de la Alianza para la Seguridad y la Prosperidad. Esta iniciativa también trabaja con otras organizaciones internacionales tales como el Banco Mundial y el Banco Asiático de Desarrollo, y foros regionales como el de Cooperación Económica Asia-Pacífico para reforzar los preparativos.
Estados Unidos apoya actividades en más de 50 países por medio de
HHS/CDC, USDA, USAID y el Departamento de Estado de Estados Unidos para la creación de conciencia pública sobre la influenza aviar y para promover comportamientos que reduzcan el riesgo de contagio de la enfermedad.
La Junta de Gobernadores de Transmisiones (BBG) ha trabajado con USAID y el
Departamento de Estado para mejorar su amplia cobertura en radio, televisión e Internet sobre brotes de influenza aviar y sus respuestas, en inglés y docenas de otros idiomas para Asia, África y América Latina. La Oficina de Transmisiones Internacionales de BBG ha trabajado con USAID, el
Departamento de Estado y la OMS proporcionando talleres especializados para los periodistas.
VIGILANCIA Y DETECCIÓN
Estados Unidos apoya iniciativas para ampliar los sistemas de vigilancia de enfermedades en animales y seres humanos, y colabora con sus socios para mejorar la capacidad de los diagnósticos de laboratorio y las redes de alerta rápida en alrededor de 40 países. Esto también incluye el apoyo para actualizar y mejorar los laboratorios nacionales y regionales al igual que la recolección y envío de muestras para asegurar que los países puedan confirmar con celeridad la presencia y naturaleza de los virus de influenza.
El Proyecto de Ordenación Secuencial del Genoma de la Gripe es un esfuerzo colaborador para aumentar el conocimiento del genoma base de la influenza contribuye a los esfuerzos para desarrollar nuevas vacunas y fármacos contra la influenza. HHS/NIH ha puesto a disposición pública más de
2.250 genomas aislados de la gripe con el proyecto que lanzó en 2004.
HHS/CDC ha proporcionado fondos para fortalecer la capacidad de la Red
Mundial de Alerta y Respuesta ante Brotes Epidémicos (GOARN) de la OMS para la vigilancia y respuesta a nivel mundial y ha establecido un fondo para enviar especímenes con celeridad a los laboratorios de referencia para obtener diagnósticos y confirmaciones más amplios. HHS/CDC también ha comprometido 26,8 millones de dólares para el desarrollo de iniciativas sobre la influenza aviar y pandémica de la Detección Mundial de Enfermedades en Tailandia, Kenia, Egipto, Guatemala y China.
HHS ha proporcionado un millón de dólares para ampliar el laboratorio y diagnóstico de influenza del Instituto Pasteur en regiones críticas. El contrato de preparación para la pandemia de HHS/NIH en Asia apoya la vigilancia de animales silvestres, mercados de aves vivas y puercos en el sudeste de Asia desde 1999.
USAID y HHS/CDC iniciaron el proyecto de la Red mundial de vigilancia de la gripe aviar (GAINS) en 2006 para incrementar la disponibilidad de información científica para la detección y contención, hacer seguimiento de cambios genéticos en virus aislados, y compartir información.

El proyecto se aplica coordinadamente por USDA y el Servicio Geológico de Estados Unidos del Departamento de Interior. El Departamento de Defensa ha mejorado su Sistema de Vigilancia y Respuesta a Enfermedades Infecciosas Mundiales(DOD-GEIS) para fortalecer la prevención, la vigilancia y la respuesta a enfermedades infecciosas. Estados Unidos, Canadá y México coordinan la vigilancia para la pronta detección de la gripe aviar altamente patógena(HPAI) en aves silvestres en América del Norte por medio del Comité trilateral de conservación y gestión de vida silvestre y ecosistemas.
RESPUESTA Y CONTENCIÓN
Estados Unidos, junto con la FAO y la OMS, capacita a miles de expertos en políticas y técnicas en el mundo que serán los líderes en los esfuerzos para contener y mitigar el impacto de los brotes en animales. El año pasado
USDA y USAID ayudaron a Rumanía y Nigeria a fortalecer y aplicar sus respectivos planes nacionales de respuesta. Durante el pasado año,
USAID proporcionó capacitación a más de 15.000 trabajadores de sanidad animal y 3.000 trabajadores del sector de la salud humana en el aspecto de respuesta a los brotes.
Desde enero de 2006 la USAID ha enviado más de 200.000 equipos de protección personal (PPE) a 71 países para ser utilizados por trabajadores encargados de la vigilancia continua y para los equipos de respuesta a posibles brotes. USAID también está estableciendo una reserva de equipos
PPE, equipos de laboratorio y descontaminación en 20 países, y ha proporcionado productos valiosos para las operaciones de HHS y USDA,
FAO, la Organización Panamericana de la Salud (OPS) y ministerios de
Agricultura y Sanidad. Además se envió a Asia una reserva de medicamento antiviral para su posible uso en la región, en caso de que brotara una pandemia.
En cooperación con la OMS, expertos de Estados Unidos participaron en investigaciones de casos humanos contagiados con la cepa H5N1. En colaboración con la FAO y la OIE, Estados Unidos también aporta ayuda importante para actividades de respuesta ante la influenza en 29 países de alto riesgo.
La USAID y USDA han aportado experiencia y financiación para ayudar a la FAO-OIE en el establecimiento de un Centro de Gestión de Crisis (CMC) para facilitar su rápida respuesta a los brotes de gripe aviar en animales en todo el mundo, integrándolo conjuntamente con los esfuerzos humanos de vigilancia de la OMS. Por medio del CMC, USDA ha enviado especialistas en misiones de respuesta rápida a Sudán, Costa de Marfil y Bangladesh.
USDA ha proporcionado capacitación a 50 voluntarios con experiencia en epidemiología, seguridad biológica, y vigilancia y detección en más de
15 países para enviarlos a los centros de gestión de crisis. La USAID ha apoyado envíos de CMC de respuesta rápida en África. El Departamento de Defensa de Estados Unidos proporciona ejercicios y entrenamientos de ejército a ejército y ayuda a otros países en la elaboración de planes de preparación y respuesta militar.
COMPROMISO DE ESTADOS UNIDOS
La contribución de Estados Unidos de 334 millones de dólares fue la donación más grande entre los donantes bilaterales en la conferencia de donantes realizada en Pekín en enero de 2006, donde la comunidad mundial ofreció más de 1.800 millones de dólares para combatir la gripe aviar y pandémica en el mundo. Para diciembre de 2006, Estados Unidos aumentó su oferta a 434 millones de dólares para programas en el extranjero para:
Facilitar el desarrollo y aplicación de planes nacionales; Apoyar el desarrollo de la vigilancia de la enfermedad y capacidad de los laboratorios; Almacenar equipos de protección personal y de material sanitario de emergencia; Llevar a cabo campañas de comunicación y de actividades de contacto con el público; Capacitar a los encargados de las respuestas a epidemias animales y humanas; y Mejorar las capacidades nacionales de respuesta Del total de las contribuciones estadounidenses:
Casi 180 millones de dólares se utilizarán para actividades en los países
Casi 64,5 millones de dólares serán para programas regionales incluyendo lugares de detección de la enfermedad Casi 44,5 millones se dedicarán a apoyar a las organizaciones internacionales Se destinarán 66,6 millones de dólares para reservas de suministros no farmacéuticos Más de 45 millones de dólares se utilizarán para la coordinación internacional y la asistencia técnica y humanitaria Más de 9 millones de dólares están designados para vigilancia de aves silvestres e investigación internacional (incluyendo vacunas y simulaciones de brotes de influenza) Se dedicarán más de 8,6 millones de dólares a las comunicaciones mundiales y contacto con el público Habrá 5,7 millones de dólares para contingencias mundiales, incluyendo la respuesta a una emergencia, y Se destinarán 10 millones de dólares para crear capacidad de producción de vacunas humanas.
(Termina el texto)
(Distribuido por la Oficina de Programas de Información Internacional del Departamento de Estado de Estados Unidos.



Derechos Reservados 2006-2014. Ramiro Gómez Caldera