Territorio de Coahuila y Texas

Territorio de Coahuila y Texas

Ciudad Acuña, Coahuila, México | 17/08/2017


Banner Amistad Industrial Developers Banner Bank and Trust mobile and text banking

Noticias relacionadas


Noticias recientes


Se requerirá construir 650 mil nuevos hogares por año, en México.

  • Lunes 30 de julio de 2007
  • Etiquetas: Torreón
  •  
     

-Dice Felipe Calderón en la XXI Asamblea anual de la CANADEVI


“Pienso que la tarea que ha realizado esta cámara, ha sido una tarea ejemplar. El desarrollo de la vivienda que ha registrado el país en los últimos años, y que estoy seguro seguirá registrando en los próximos, en buena parte se debe al trabajo responsable de la CANADEVI, de sus autoridades, y estoy seguro que los nuevos consejeros, encabezados por el arquitecto Ramiro Guzmán, seguirán cumpliendo a cabalidad con esta encomienda”.
“Nuestra Constitución establece que todas las familias tienen derecho a ella, por eso la política de vivienda que está impulsando el Gobierno tiene un carácter eminentemente social y busca apoyar a las familias de menores recursos”.
“Requerimos ciudades que tengan la capacidad y la infraestructura suficiente para sostener el crecimiento de la vivienda, romper los cuellos de botella que dificultan su expansión y aprovechar las condiciones de estabilidad macroeconómica y liquidez financiera, además de seguridad pública y certidumbre jurídica que entre todos estamos construyendo”.
“En particular tenemos muy claro el objetivo de desarrollar la planeación e infraestructura urbana, que aunada a la modernización y homologación de los registros públicos de la propiedad y de los catastros del país, nos permitirá aumentar la disponibilidad de suelo apto para construir vivienda en el territorio nacional”.

Muy buenas tardes, amigas y amigos de CANADEVI.
Profesor Humberto Moreira Valdés, Gobernador del Estado de Coahuila.
Arquitecto Ramiro Guzmán Barbosa, Presidente de la Cámara Nacional de la Industria de Desarrollo y Promoción de la Vivienda.
Señores representantes, diputado Horacio del Bosque Dávila, Presidente de la Junta de Gobierno del Congreso del Estado.
Magistrado Oscar Nájera, representante del Tribunal Superior de Justicia del Estado.
Licenciado José Ángel Pérez Hernández, Presidente Municipal de Torreón.
Señor Ramón Iriarte, Presidente del Comité Organizador de los Cien Años de esta ciudad.
Contador público Andrés Sotomayor, Rector del Tecnológico de Monterrey, Campus Laguna.
Honorables miembros del presídium.
Amigas y amigos de la CANADEVI.
Señoras y señores:
Muy buenas tardes.
Primero que nada quiero felicitar a los coahuilenses, a los torreonenses, a los laguneros, por estos 100 primeros años de esta gran ciudad, felicitar a Torreón, a sus autoridades, a todos sus habitantes por la conmemoración de este gran Centenario.
Torreón se ha construido, me consta, con base en el esfuerzo constante de su gente, con el empeño de superar la adversidad, ha sido una ciudad, una comunidad de ejemplo, de empuje, de temple, de espíritu de trabajo por parte de los laguneros y estoy seguro de todos los coahuilenses.
Enhorabuena y felicidades a nombre de todos los mexicanos.
Me da mucho gusto acompañarles en este XXI Encuentro de Vivienda 2007, siempre será para mí un placer reunirme con mis amigos de la Cámara Nacional de la Industria de Desarrollo y Promoción de la Vivienda, la CANADEVI.
Sé que la aportación de cada uno de ustedes ha sido y seguirá siendo fundamental para el desarrollo del país.
También felicito muy especialmente a Ramiro y a todos los integrantes del Consejo Directivo 2007-2008.
Estoy más que seguro que su gestión será de trabajo y de éxito.
Pienso que la tarea que ha realizado esta cámara, ha sido una tarea ejemplar. El desarrollo de la vivienda que ha registrado el país en los últimos años, y que estoy seguro seguirá registrando en los próximos, en buena parte se debe al trabajo responsable de la CANADEVI, de sus autoridades, y estoy seguro que los nuevos consejeros, encabezados por el arquitecto Ramiro Guzmán, seguirán cumpliendo a cabalidad con esta encomienda.
Al doctor Manuel Lugo Goytia, a los integrantes del Consejo Directivo saliente, mi mayor reconocimiento por su profesionalismo, mi estima que saben es sincera, y desde luego mi agradecimiento por su servicio a la sociedad mexicana.
Para mi Gobierno la política de vivienda tiene una prioridad estratégica. Las tendencias demográficas en México para los próximos 25 años, apuntan a que se requerirá construir 650 mil nuevos hogares por año, en promedio.
Con este ritmo de crecimiento, la demanda de vivienda de 2007 al 2012 será de casi cuatro millones de viviendas, cifra que si se suma a los aproximadamente dos millones 100 mil familias que hoy requieren habitación independiente, nos arroja una demanda global de seis millones de nuevos espacios de vivienda en los próximos seis años.
Contar con casa propia es una de las mayores aspiraciones de las familias mexicanas. La casa es extensión de la familia y garantía de su dignidad, es el camino a una vida mejor, a la superación personal y a más oportunidades de desarrollo para todos.
Nuestra Constitución establece que todas las familias tienen derecho a ella, por eso la política de vivienda que está impulsando el Gobierno tiene un carácter eminentemente social y busca apoyar a las familias de menores recursos.

La vivienda, además, detona la construcción, y la construcción, el empleo y el ingreso para más familias y para más mexicanos.
Conozco, estoy claro, de las implicaciones que para el crecimiento económico tiene al desarrollo del sector de la industria de la construcción y particularmente el de la vivienda y el de la obra pública.
Por eso estoy empeñado a que paralelamente a los propósitos de crecimiento económico sostenido, permanente, creciente, que queremos para el país se desarrolle, por supuesto, la vivienda y la infraestructura.
Tan sólo para este año 2007 nos hemos propuesto otorgar entre todas las instituciones públicas y desde luego el sistema financiero, más de un millón 160 mil financiamientos para vivienda, de los cuales 790 mil serán para adquisición y 372 mil para mejoras habitacionales; a la fecha llevamos ya más de 300 mil créditos para adquisición de vivienda con una inversión de 111 mil millones de pesos.
Asimismo, y como ya lo mencionó el arquitecto Guzmán, para apoyar a las familias de menores recursos hemos puesto en marcha el Programa Esta es Tu Casa, que coordina la Comisión Nacional de Vivienda y la Sociedad Hipotecaria Federal.
Como ustedes saben a través de este programa estamos ampliando las posibilidades de vivienda para un segmento que no tenía acceso a ella; es decir, estamos ampliando el mercado para que puedan adquirir su casa o su departamento aquellas mexicanas o mexicanos con ingresos inferiores a los cuatro salarios mínimos.
Es decir, estamos apoyando con créditos para adquirir casa-habitación de aproximadamente 180 mil pesos y no sólo el crédito, sino el anticipo de la casa, subsidios al frente hasta por 43 mil pesos no reembolsables, que se le otorgan a familias de escasos recursos a fin de completar el financiamiento hipotecario que puedan conseguir con alguna otra institución.
La política de vivienda de mi Gobierno va fuerte y va en serio. Tenemos la obligación de trabajar para saldar esa deuda social con los que menos tienen.
En este esfuerzo, necesitamos de su compromiso en la construcción de vivienda de calidad, una vivienda sustentable, una vivienda a precios accesibles.
Yo estoy seguro de que México cuenta con todos y cada uno de ustedes en esta tarea, y ténganlo también por seguro, amigos y amigas de CANADEVI, que todos y cada uno de ustedes cuentan con el Gobierno de la República.
En los próximos 20 años vamos a necesitar construir tantas o más viviendas a un ritmo superior al que se observó durante todo el siglo pasado.
Para ello, es indispensable que contemos con una adecuada planeación urbana para diseñar mejor las ciudades, incluso para diseñar nuevas ciudades y desarrollar las existentes.
Nuestras urbes deben contar con suficientes recursos y servicios de agua, drenaje, suelo apto, parques.
Tenemos que hacer en esta generación no sólo el trabajo que nos corresponde, sino quizá el que no se hizo antes en materia de planeación urbana o en materia de infraestructura urbana.
En suma, debemos tener una plataforma básica que nos permita edificar ciudades sustentables para el México del futuro.
Requerimos ciudades que tengan la capacidad y la infraestructura suficiente para sostener el crecimiento de la vivienda, romper los cuellos de botella que dificultan su expansión y aprovechar las condiciones de estabilidad macroeconómica y liquidez financiera, además de seguridad pública y certidumbre jurídica que entre todos estamos construyendo.

Aprecio mucho, señor Gobernador, sus señalamientos en esta materia, lo mismo que el del alcalde de Torreón.
En este reto, amigas y amigos, el compromiso de todos: del Gobierno Federal, de las autoridades estatales y municipales será fundamental.
La política de vivienda y la planeación urbana conciernen efectivamente al Gobierno Federal, pero son políticas de Estado que demandan la concurrencia y la corresponsabilidad de todos nosotros.
México requiere mayores esfuerzos, concierne no sólo al Gobierno Federal, perdón, pero que demandan la corresponsabilidad de todos nosotros.
México requiere de mayores esfuerzos en materia de vivienda, pero este no es el único desafío que enfrentamos. A la par del desarrollo de las zonas habitacionales, nuestra obligación es modernizar y construir infraestructura para comunicar a las ciudades y dotarlas de servicios de calidad.
Necesitamos invertir en obras para garantizar el abasto de agua limpia, plantas para alimentar la creciente demanda de electricidad, ejes carreteros y sistemas de transporte masivo interurbano, sistemas de tratamiento de aguas residuales y recuperación de acuíferos, que como el de la zona de la Comarca Lagunera, están sobreexplotados y abatidos.
Se requiere invertir en obras importantes como es la Carretera Saltillo-Monterrey en la que ya estamos trabajando, o el libramiento carretero al que ha hecho referencia el Gobernador aquí en la Laguna, con el cual estamos comprometidos y tiene un costo a demás de 800 millones de pesos.
Por todas estas razones, la semana pasada presenté, como se ha dicho ya, el Programa Nacional de Infraestructura 2007-2012, se trata de visualizar entre todos el México que queremos a futuro y desde ahora tomar los pasos en la dirección correcta para lograrlo y para construir en materia de infraestructura la base de ese futuro.
El programa tiene tres propósitos fundamentales, como ya se han mencionado.
Primero: Nivelar las oportunidades de la gente, particularmente de quienes viven en el aislamiento y la marginación, que no tienen agua, que no tienen drenaje, que no tienen electricidad y, por supuesto, que no tienen vivienda.
Segundo: Construir y ampliar la infraestructura necesaria para elevar la competitividad de la economía nacional.
Si México se decide a ser la plataforma logística mundial que está llamado a ser por su privilegiada posición geoestratégica, vamos a acelerar el crecimiento y el desarrollo del país.
Y tercero: Precisamente, el propósito es éste, convertir a México en la plataforma logística altamente competitiva que aproveche al máximo sus ventajas geográficas y comerciales y acelere el crecimiento económico y del empleo.

Para el Gobierno la infraestructura es sinónimo de desarrollo social y humano, hoy la competitividad, el crecimiento económico y las oportunidades de bienestar y sustentabilidad en las ciudades y naciones dependen en gran medida de la solidez y la modernidad de su infraestructura.
Así que, amigas y amigos, el rumbo es muy claro, tenemos que aumentar y aumentar sustancialmente la inversión en infraestructura para acelerar el crecimiento, detonar el empleo y reducir las brechas sociales.
En particular tenemos muy claro el objetivo de desarrollar la planeación e infraestructura urbana, que aunada a la modernización y homologación de los registros públicos de la propiedad y de los catastros del país, nos permitirá aumentar la disponibilidad de suelo apto para construir vivienda en el territorio nacional.
Por éstas y otras razones es muy importante que sea valorada en sus términos y aprobada por el Congreso la reforma hacendaria que hemos puesto a disposición de los legisladores.
En la discusión de esta propuesta de reforma hacendaria, quiero dejar muy claro, que estamos tomando en cuenta y tomaremos las inquietudes de todos los sectores productivos del país.
Estamos dispuestos y decididos a adecuar y a mejorar esta iniciativa entre todos para arribar a un acuerdo que permita la recaudación ordenada de los recursos públicos con mecanismos que neutralicen impactos sobre el crecimiento, sobre la inversión o sobre el empleo.
El momento de actuar es ahora, México puede y debe aprovechar las condiciones económicas que la disciplina en el manejo de finanzas públicas está dando el país y que tanto trabajo nos han costado a los mexicanos.
Estoy convencido de que cuando hay voluntad no hay imposibles, la importancia de la infraestructura para el futuro nos convoca y compromete a todos a actuar hoy, a recuperar el tiempo perdido para el desarrollo de las ciudades y las regiones de nuestro querido México.
Amigas y amigos de la CANADEVI:
Un ilustre hijo de Coahuila y gran héroe nacional don Francisco I. Madero decía que no hay esfuerzo perdido cuando lleva un fin bueno.
Tal como Madero lo expresaba estoy convencido de que cada quien tiene que hacer su mayor esfuerzo en su campo para un fin bueno que es el bien del país.
Este es un compromiso público y es también una obligación, un compromiso ético, si cada quien hace lo que le corresponde con gran sentido de patriotismo, llevaremos a nuestro México muy lejos y podremos hacer de él, como ya algunos pronostican, una de las cinco mayores economías del mundo a la vuelta de unas décadas.
Así con la aportación de todos haremos de México un país más igualitario, más equitativo, más justo, más seguro, más libre, más democrático y más limpio; un México mejor comunicado entre sí y con mayores oportunidades para los que menos tienen, en particular oportunidades de vivienda para sus familias.
Yo los invito, les agradezco y los invito a seguir invirtiendo y a seguir creyendo en México, les reitero que van a tener en mí un Presidente comprometido con el desarrollo de la vivienda.
Muchas gracias y muchas felicidades a todos.
Enhorabuena.
Gracias, simplemente un comercial, estamos también empeñados en rescatar el ambiente, obviamente eso depende de un gran esfuerzo del Gobierno, también va a recurrir muchos recursos para terminar la deforestación, para detener el abatimiento de los acuíferos, entre otros el de La Laguna, para muchas cosas.
Pero cada quien puede poner algo, así que de eso estoy convencido y si alguien quiere nada más, pero nada menos comprometerse a plantar un árbol, a cuidarlo, a regarlo y a garantizar su crecimiento, aquí tenemos arbolitos para todos los que quieran comprometerse.
Muchas gracias.



Derechos Reservados 2006-2014. Ramiro Gómez Caldera