Logo Territorio

Territorio de Coahuila y Texas

Ciudad Acuña, Coahuila, México | 22 de Septiembre del 2020

SEGOB: Para el 2011, la Policía Estatal Acreditable dispone de un presupuesto de 2 mil 400 millones de pesos

-de los cuales se destinarán en esta primera etapa 100 millones de pesos a cada entidad federativa: Francisco Blake Mora

Francisco Blake Mora, Secretario de Gobernación, informó lo anterior durante la Firma del Convenio de Colaboración entre la SEP y el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública para el lanzamiento de convocatorias para la Policía Estatal Acreditable.

Discurso

México, D.F., 06/05/2011

Muy buenas tardes, amigas y amigos.

Saludo con aprecio al Maestro Alonso Lujambio Irazábal, Secretario de Educación. Muchas gracias, Secretario, por acompañarnos, por estar aquí en esta importante tarea, en esta encomienda del Presidente de la República, del Presidente de todos los mexicanos, Felipe Calderón.

También saludo con aprecio a la maestra Marisela Morales Ibáñez, Procuradora General de la República. Muchas gracias, Procuradora;

Licenciado Monte Alejandro Rubido García, Subsecretario de Prevención y Participación Ciudadana;

Al Licenciado Juan Miguel Alcántara Soria, Secretario Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública;
Al licenciado Miguel Ángel Martínez Espinosa, Subsecretario de Educación Media Superior;

Al Maestro José Ramón Ulloa Herrero, muchas gracias. Gracias por su participación, gracias por su presentación, gracias por su colaboración, Maestro.

A Fernanda, muchas gracias por tus palabras, por tus comentarios, por tus convicciones;
Apreciados jóvenes de México;
Amigas y amigos:

Me complace asistir a la firma de este convenio, con el que se hará posible la difusión de la convocatoria en los miles de planteles de educación media y superior con que cuenta la Secretaría de Educación Pública, estar aquí precisamente para el llamado y el reclutamiento de los mexicanos que desean participar, ser evaluados para integrarse al Nuevo Modelo de Policía Estatal Acreditable, que ya se ha expresado aquí en sus contenidos.

Es preciso señalar, por supuesto también, que este llamamiento obedece precisamente al ámbito del fortalecimiento de las instituciones de México, de las instituciones de nuestro país, en evolucionar en los modelos que requiere México precisamente para hacer frente a la debilidad institucional que hoy se tiene.

Y es preciso señalar que el deterioro que han sufrido las corporaciones policíacas en México, el diagnóstico sobre nuestro sistema policial, nos habla de un sistema que está fragmentado, estructuras en donde cada orden de gobierno –ya aquí lo comentaba también Juan Miguel- tiene asociado al menos un cuerpo policial diferente.

En el territorio mexicano contamos aproximadamente con dos mil 500 cuerpos policiales con estándares de procedimientos y características heterogéneas, lo cual ha impedido el cumplimiento coordinado de la función de seguridad pública, pues sus reglamentaciones y normativas específicas operan de manera independiente y con escasos canales efectivos de coordinación entre ellas mismas.

La dispersión existente y la falta de homologación en materia de capacitación, control, evaluación y operación, así como, en algunos casos, el reducido número de integrantes de las corporaciones.

Ya aquí hubo un diagnóstico de más o menos cuántos elementos en cada municipalidad en el territorio mexicano, particularmente en las policías locales, se encuentran los datos más o menos también planteados en la segmentación en edades, en preparación, evidentemente hacen proclives a la infiltración del crimen organizado en las ineficientes de este momento, integraciones y falta de mecanismos de cooperación.

Por eso y por todo este diagnóstico, por todo lo anterior, ha traído como consecuencia el debilitamiento institucional del que habla el Presidente de la República en materia de seguridad.

Las prácticas policiales inerciales y no planificadas, la cooptación, la corrupción y el involucramiento de recursos de las corporaciones policiales para la comisión de delitos han afectado severamente, seriamente a las comunidades de nuestro país.

Todo ello ha favorecido sin duda el incremento de la incidencia delictiva y la vulneración constante del Estado de Derecho en diversas zonas de nuestro país.

El deber fundamental del Estado mexicano es salvaguardar la seguridad e integridad de sus habitantes. Éste es un deber irrenunciable que nos exige actuar para fortalecer nuestras instituciones y alinear las capacidades de quienes tienen a su cargo la seguridad pública.

Conscientes de la trascendencia de este imperativo y atendiendo a la voz de los mexicanos que claman paz y justicia estoy seguro, como todos los que aquí nos encontramos esta tarde, los que nos ven y los que nos escuchan, que clamamos paz y justicia el Gobierno del Presidente Calderón ha mantenido la lucha para restablecer las condiciones de seguridad en todo el territorio nacional.

Tenemos la convicción de que la ley y las instituciones no pueden quedar rebasadas por el fenómeno delictivo.

Es por ello que el Gobierno de la República ha emprendido estrategias fundamentales para el fortalecimiento de las instituciones de seguridad pública de las entidades federativas, como es este Modelo de Policía Estatal Acreditable.

Con este nuevo modelo pretendemos alinear los esfuerzos del Estado mexicano en la atención del fenómeno delictivo, a través de la coordinación de acciones bajo un mando estatal único; la homologación de procedimientos y las estructuras institucionales, así como la implantación de un sistema de operación que incluye por supuesto la prevención y persecución de los delitos, utilizando la inteligencia como herramienta principal y fundamental para combatir el crimen y recuperar la tranquilidad.

La idea es lograr, por supuesto, que las entidades federativas aborden el fenómeno de la inseguridad con instituciones más sólidas, más organizadas y en congruencia operativa y organizativa con demandas del orden social.

Necesitamos fortalecer y en algunos casos transformar las instituciones de seguridad, no sólo a nivel federal donde más hemos avanzado, sino empujar en las mismas, ámbitos locales que son los estados y los municipios.

Yo he tenido la gran oportunidad de compartir y de estar en algunos lugares en donde precisamente se ubican muchos jóvenes, estudiantes y otros que se siguen preparando, que están ubicados en estos módulos de operación táctica, de inteligencia y de investigación. Y son muchachos con talento, son muchachos capaces de poder manejar, por ejemplo, datos que se incorporan a una base.

Hoy en nuestro país hemos transitado en el alineamiento –por ejemplo- de Plataforma México, pero Plataforma México es un sistema que tiene datos y que estos datos son alimentados precisamente por el recurso humano que tenemos y necesitamos un recurso humano que es valiosísimo, que es el de los jóvenes, el de los jóvenes que están preparados para manejar esos sistemas y a esos los estamos convocando.

Hablaba aquí con la Procuradora y le preguntaba, por ejemplo, hace cuánto tiempo tú aspirabas a verte en el tema de la procuración de justicia, ahora la Procuradora es la Procuradora de la nación, de todos los mexicanos.
Y me decía: Yo también cuando estaba joven, cuando más o menos tenía la edad de estos muchachos que hoy aquí nos acompañan y que les agradezco especialmente, hay aspiraciones también de construir, de hacer una carrera.

Y yo les aseguro que en este ambiente, porque de eso estamos hablando, de un proyecto también de vida y que muchas muchachas y muchos muchachos que inician en esta preparación, podrán tener además muchas oportunidades; quienes hoy pueden construir, emprender una profesión, porque eso es, es una profesión el poder analizar los datos, el poder investigar.

Yo les aseguro que hacia el futuro también pueden tener aspiraciones de estar en lugares fundamentales importantes para poder contribuir en la nación.

Y todos estos espacios, los muchachos con los que he convivido, con los que he compartido, tienen el propósito de hacerlo y su aspiración es precisamente porque en cada dato que se aporta en una unidad táctica, porque cada operación que se realiza en una condición, digamos, de inteligencia, al final de ella estamos recuperando paz, tranquilidad, estamos eliminando a los criminales de que afecten la integridad de las personas y que afecten el patrimonio de muchos mexicanos.

Por esa razón es importante que tomemos conciencia de que la convocatoria y el llamado es a eso; no solamente a aportar para brindar que es lo primordial seguridad y paz en nuestro país, sino que también tiene que ver con el desarrollo personal de quienes integren en esta convocatoria de hacer un paquete que vaya formulando espacios para una condición de vida.

Este modelo de Policía Estatal Acreditable es acorde a la iniciativa del Ejecutivo Federal de Mando Único Policial, presentada en el Senado de la República el pasado 6 de octubre del 2010, ya que sienta bases para contar con una mejor policía, más capacitada, con valores y principios éticos, como los que presenta el programa que aquí se ha exhibido y más coordinada, para combatir con eficacia a la delincuencia.

Con el modelo de Policía Estatal Acreditable las entidades federativas podrán prevenir y combatir el delito a partir de la generación de inteligencia policial, aprovechando las capacidades institucionales y tecnológicas, como lo es la Plataforma México.

Es decir, pasaremos de un modelo de reacción que atiende mayoritariamente delitos flagrantes, a un modelo que se focalizará en la generación de inteligencia policial para prevenir las acciones de los delincuentes.

El Modelo de Policía Estatal Acreditable contempla un nuevo perfil de policía sustentado en la formación ética, la capacitación y la profesionalización.

Es por ello que hemos requerido presentarlo a los jóvenes estudiantes de nuestro país, como una alternativa para su desarrollo profesional, con las bases suficientes para que desarrollen también profesionalmente, para generar un proyecto de vida valioso, con reconocimiento social y fundado en nuevos esquemas de superación personal.

Como ya lo ha expresado el Presidente Felipe Calderón, sabemos que hay mexicanos que sienten desánimo por las atrocidades que están realizando los criminales. Todos nos sentimos entristecidos y ofendidos por las agresiones de los criminales.

Probablemente ustedes, jóvenes, como otros mexicanos, se preguntan si esto puede cambiar; y la respuesta es sí, sí se puede cambiar, las cosas pueden cambiar y van a cambiar para bien.

Pero para hacerlo, hoy los mexicanos tenemos que sacudirnos inercias y enfrentar con decisión este problema.
Tenemos que hacerlo porque el único camino para vivir en libertad, ningún gobierno estatal o municipal debe hacerse de la vista gorda. Eso fue precisamente lo que nos llevó a la situación que hoy vivimos.

No es opción retirarse de la lucha, al contrario, hay que redoblar el esfuerzo porque si dejamos de luchar ellos, los criminales, van a secuestrar, a extorsionar y a matar por todo el país.

Porque dar marcha atrás significa empeorar las cosas, si nos retiramos vamos a dejar que gavillas de criminales anden impunemente en todas las calles de México agrediendo a la gente y sin que nadie los detenga.

Para vencer en esta lucha necesitamos redoblar el esfuerzo y también necesitamos de ustedes, los jóvenes, de todos los ciudadanos.

Por eso exhorto a los jóvenes mexicanos de bien para que participen en esta convocatoria y nos ayuden a hacer y a surgir una nueva Policía Científica, honesta, eficiente y con vocación de servicio, que dé un alto grado de confianza a la sociedad por la calidad de los servicios de seguridad que ofrece y por la impecable conducta de sus elementos.

De igual forma, hago votos para que las bondades y fortalezas de la Policía Estatal Acreditable encuentre sustento en la voluntad política de los gobernadores, que estoy seguro habrán de respaldar y acelerar en sus ámbitos de gobierno la puesta en marcha del nuevo modelo policial, que además la ley obliga.

Y en ese sentido, también le pido al Sistema Nacional de Seguridad Pública que estemos muy al pendiente en las mesas de implementación que para ello integramos, con la participación ciudadana, para que estemos atentos a cada uno de los tiempos y espacios que nos hemos propuesto para integrarlas.

Muchos gobernadores me han expresado, en diversas ocasiones, que tienen problemas con la convocatoria, que hacen las convocatorias y que no hay un llamado eficaz, eficiente en cuanto a su respuesta.

Pero yo quiero decirles que si hacemos esfuerzos como el de hoy, si convenimos con las universidades, con las escuelas técnicas, si vamos a cada salón a hablar con los muchachos.

Si presentamos en qué consiste el programa, cuáles son las aportaciones que desde esas tareas se pueden hacer para la seguridad de México.

Si presentamos con claridad qué beneficios aporta para su desarrollo y para su vida de cada muchacho, como opción también para cada uno de ellos, estoy seguro que las convocatorias tendrán respuestas con mayores alternativas.

Por esa razón, tenemos que ir a cada una de las universidades, de las aulas y poner módulos de información que inviten, precisamente, con claridad a ofrecer esta alternativa.

Este modelo debe trascender a todo el Sistema Policial, los fines de seguridad pública se alcanzan con el impulso que reciban estas estructuras en cada entidad federativa.

Para el 2011, la Policía Estatal Acreditable dispone de un presupuesto de 2 mil 400 millones de pesos, de los cuales se destinarán en esta primera etapa 100 millones de pesos a cada entidad federativa que cuente con programas en materia de equipamiento y reorganización de sus estructuras de mando policial.

Por supuesto, que este apoyo está llegando a todos los estados. En este momento, salvo la excepción que expresaba aquí Juan Miguel, todos los estados están recibiendo recursos para emprender la Policía Estatal Acreditable.

La suma de todos los fondos de aportación y subsidio para la seguridad pública, incluyendo el recurso para el nuevo Modelo Policial Acreditable para 2011 es de 13 mil 827 millones de pesos, cantidad sin precedente que representa la alta prioridad que tiene el Presidente de la República, el Presidente Felipe Calderón.

Si hoy la prioridad es recuperar la paz, recuperar la tranquilidad, recuperar el orden, entonces, los recursos y la atención a la policía, a la investigación y a los sistemas de seguridad debe de ser también la prioridad en los presupuestos.

Y es así como el Presidente Calderón da respuestas específicas y concretas a esta demanda y a esta exigencia social.

Por eso, amigas y amigos, salvaguardar la seguridad e integridad de los mexicanos es una responsabilidad que obliga al Gobierno Federal y a los gobiernos estatales y municipales a actuar eficazmente y sin titubeos para restablecer la paz y la armonía que demandan todos los mexicanos.

El Gobierno del Presidente Felipe Calderón continuará cumpliendo con la responsabilidad subsidiaria de ayuda a los estados y a los municipios a restaurar la eficacia y la credibilidad de sus instituciones responsables de mantener las condiciones de seguridad pública necesarias que permitan a todos trabajar dignamente y vivir en paz.

Que pasen buena tarde y muchas gracias.

Etiquetas: acreditable, convocatoria, D.F., policía, SEGOB, SEP