Logo Territorio

Territorio de Coahuila y Texas

Ciudad Acuña, Coahuila, México | 29 de Octubre del 2020

Teléfonos móviles: ¿Comunicación fácil o dispositivos de seguimiento?

Este es el segundo de dos artículos.

Por Stephen Kaufman Redactor El primero se refería a las amenazas que encaran los usuarios de Internet y la manera en que el Departamento de Estado trabaja para hacer que los usuarios conozcan esas amenazas y puedan protegerse a sí mismos.

Washington – La era de las computadoras ya ha pasado. Ahora vivimos en la era del Internet móvil, según declaró Mary Meeker, analista de tecnología en Morgan Stanley, quien predijo que para 2015 más gente estará conectada a Internet por medio de sus aparatos móviles que con sus computadoras personales. Si se tiene en cuenta que la capacidad tecnológica de los aparatos de bolsillo, como el iPhone, Android y otros similares, es cada vez mayor pero se siguen manteniendo precios relativamente asequibles, esta noticia no le sorprende a nadie.

Sin embargo, la gente que utiliza la tecnología móvil para conectarse y compartir información puede que esté en mayor situación de riesgo si sus gobiernos empiezan a interesarse en sus actividades. Si bien los usuarios de computadoras pueden utilizar un cibercafé y emplear herramientas de anonimato que les ayuden a esconder su identidad, los teléfonos móviles no ofrecen el mismo nivel de protección.

“Habitualmente un teléfono está vinculado a una persona por motivos de facturación o porque el gobierno exija que las tarjetas SIM estén registradas”, explicó un funcionario del Departamento de Estado que solicitó el anonimato. El aparato “también envía información sobre la ubicación, lo que es muy diferente a una computadora”, comentó el funcionario.

Para fomentar la capacidad de todas las personas de expresarse libremente así como relacionarse con quien lo deseen, el Departamento de Estado ha creado la oficina de Programas de Libertad en Internet, en donde funcionarios trabajan con muchas organizaciones no gubernamentales (ONG) locales e internacionales para proporcionar información sobre los riesgos en Internet y la capacidad de tomar decisiones inteligentes respecto de las actividades en el ciberespacio.

Las amenazas que la gente encara ante gobiernos que pretenden vigilar o bloquear actividades en línea son cada vez mayores, según dijo el funcionario. Los gobiernos represores cada vez pueden hacer esto de manera “más avanzada” y “es incluso más preocupante cuando empezamos a hablar del tema de los móviles. La capacidad de hacer un seguimiento de lo que hace la gente con los teléfonos móviles es mucho mayor”.

Incluso en lugares donde la gente puede comprar tarjetas SIM prepagadas para sus teléfonos para esconder su identidad, “cada vez con más frecuencia hay países que exigen que se registren las tarjetas SIM para así saber exactamente a quién pertenece cada tarjeta SIM. Por tanto, esa información le permite [a los gobiernos] hacer un seguimiento de la persona y de los mensajes que la gente envía, así como de la información a la que acceden y el lugar exacto en donde se encuentran”, dijo el funcionario.

“Tenemos que lidiar con muchos desafíos”, dijo.

El gobierno egipcio tomó la decisión drástica de suspender el Internet y los servicios telefónicos en respuesta a las masivas manifestaciones contra el régimen de Hosni Mubarak. En el futuro, la tecnología móvil de “red en malla” que la ONG New America Foundation ha desarrollado permitirá a los usuarios de móviles crear redes de telecomunicaciones locales que las autoridades no puedan suspender.

Al utilizar esta tecnología y los transmisores existentes, la gente puede conectarse y transmitir información incluso si no tienen acceso a la red mundial de telefonía.

“Podría haber gente que archivase sus vídeos en lo que podría llamarse un depósito municipal en algún lugar y otra persona sabría como acceder a él y también sabría cómo acceder a una VSAT [estación satelital de pequeña apertura]”, explicó el funcionario.

La tecnología móvil también significa que el usuario no tiene que revelar su identidad al pasar físicamente un CD o un dispositivo USB con datos que quieren que aparezcan en línea. Por medio de la red local, un vídeo de un teléfono móvil que muestre una violación de derechos humanos puede transmitirse de teléfono a teléfono hasta llegar a alguien que tenga acceso a Internet, y “nadie tiene que saber quién es [la fuente]”, dijo el funcionario.

Las redes móviles locales también son útiles para organizar comunidades y para subir la moral. Al conectar a la gente, “uno siente confianza de que, si hoy salgo a la plaza, no voy a ser el único. Habrá muchas otras personas que estarán también allí”, dijo el funcionario.

ANIMAR A LA RESPONSABILIDAD EMPRESARIAL

El Departamento de Estado se ha puesto en contacto con empresas a medida que estas desarrollan nuevos productos para hacerles más conscientes de la manera en que sus tecnologías pueden ser utilizadas contra sus clientes por parte de aquellos que desean hacer un seguimiento de sus actividades en Internet. La naturaleza de la relación está evolucionando junto con el papel que desempeña la tecnología en el fomento de los derechos humanos y la democracia.

Si bien empresas como YouTube y Facebook han recibido halagos por la manera en que sus productos se han utilizado para ayudar a las personas a compartir información y conectarse unos con otros, “ahora estamos viendo la otra cara de la moneda, en que las empresas se están dando cuenta de que sus herramientas se están utilizando de manera más y más avanzada por países que quieren reprimir a la población, y están reconociendo más firmemente sus responsabilidades de mantener seguros a los usuarios que emplean este tipo de herramientas”, comentó el funcionario.

Muchas empresas intentan hacer lo correcto, según explicó. Algunas colaboran con la Iniciativa de Red Global (GNI), una ONG fundada en 2008 que se dedica a prevenir la censura en Internet y a proteger los derechos de privacidad. La GNI reúne a representantes de empresas junto con organizaciones de derechos humanos y académicos para encontrar soluciones, y sus esfuerzos ya están dando resultado.

Por ejemplo, cuando la empresa Microsoft Corporation se enteró de que una ONG en Rusia se arriesgaba a que le confiscaran sus computadoras y datos con el argumento de que estaban utilizando una versión de Windows sin licencia, la compañía emitió una licencia general para el programa que cubre a todas las ONG rusas.

Se ha criticado a Facebook por impedir que los usuarios tengan perfiles anónimos, puesto que para la empresa el uso de los nombres verdaderos es un aspecto esencial de la red. Sin embargo, el funcionario comentó que la empresa ha ofrecido mucha ayuda cuando a los activistas en línea se les han robado sus perfiles o han tenido problemas y está “asegurándose de que los sistemas se establezcan de manera que los gobiernos no puedan simplemente tener quejas sobre lo que no les gusta, ser abusivos, y cancelar sitios de la oposición o de activistas”.

Algunas empresas son mejores que otras, pero el funcionario indicó que cuanto más se esfuercen el gobierno de Estados Unidos y otros por demostrar por qué los productos han de tener en cuenta consideraciones de derechos humanos, “más fácil será para la gente que quiere hacer lo correcto en esas empresas decir que sí y que realmente tienen que hacerlo así”.

(Distribuido por la Oficina de Programas de Información Internacional del Departamento de Estado de Estados Unidos. Sitio en la Web: http://iipdigital.usembassy.gov/iipdigital-es/index.html ) ************************************************************ La Oficina de Programas de Información Internacional del Departamento de Estados Unidos distribuye USINFO-NOTICIAS. Puede encontrar información adicional en http://www.america.gov/esp/

Etiquetas: internet, seguridad, telefonos