Logo Territorio

Territorio de Coahuila y Texas

Ciudad Acuña, Coahuila, México | 06 de Agosto del 2020

Haití trabaja en su reconstrucción un año después del terremoto

El esfuerzo internacional ha contribuido en gran modo al desarrollo sostenible

Por MacKenzie C. Babb Redactora Washington – Las autoridades de Estados Unidos y funcionarios de organizaciones benéficas han dicho que el progreso en la actividad de reconstrucción de Haití sigue su curso, un año después de que un terremoto de magnitud 7 destruyera el país, y el esfuerzo internacional ha contribuido en gran modo al desarrollo sostenible.

“Colocar a Haití en la dirección correcta no ha de ser ni rápido ni fácil. Aunque Haití presenta desafíos singulares, creo que hemos comenzado bien”, dijo Thomas Adams, Coordinador para Haití en el Departamento de Estado de Estados Unidos, en una conferencia telefónica con la prensa, el 10 de enero.

El 12 de enero se recuerda el primer año de lo que Adams denominó “el terremoto más destructivo que jamás haya afectado a un centro urbano”. El sismo provocó la muerte de 230.000 personas, dejó más de 300.000 heridos y destruyó edificios e infraestructura en todo Puerto Príncipe, la ciudad capital.

Adams elogió la respuesta internacional y dijo de ésta que produjo “una de las mejores operaciones de rescate jamás emprendidas”.

Sam Worthington dirige la organización InterAction, que según se dice es la mayor alianza de organizaciones benéficas internacionales con sede en Estados Unidos. Worthington dijo que las iniciativas de respuesta al desastre no deben satisfacer solamente las necesidades del pueblo haitiano a corto plazo, sino trazar también un camino hacia la estabilidad del país en el largo plazo.

“Debemos reconocer que la construcción de Haití viene a ser, en gran medida, la construcción de Haití por primera vez. No se trata de reconstruir Haití, sino de facultar a un país, a un pueblo, para que construya una sociedad, la sociedad que quiere. Y eso tardará mucho tiempo… porque comenzamos desde la base de un país pobre con poca infraestructura”, dijo Worthington.

El galardonado actor estadounidense Sean Penn, fundador de la Organización J/P Haitian Relief Organization, coincidió en que es necesario crear un cambio sostenible para que Haití alcance la estabilidad política y económica.

“El pueblo haitiano se merece un Haití mejor de lo que era antes, y eso tomará tiempo, fondos y recursos”, declaró Penn, el 10 de enero, en la Institución Brookings de Washington.

“No podemos permitir que la sensación de optimismo y convicción de que Haití puede recuperarse y transformarse en un país autosuficiente se diluya a causa de la impaciencia, la frustración o la complacencia. Podemos hacer esto bien y se lo debemos al pueblo haitiano”, agregó.

Además de las dificultades que afronta el país en recuperarse del terremoto, Haití lucha contra la actual epidemia de cólera. El Dr. Thomas Frieden, director de los Centros de Estados Unidos para el Control y la Prevención de Enfermedades, conversó durante la charla telefónica sobre la situación de la salud pública en Haití.

Aunque “pueda parecer que no se han logrado avances”, dijo Frieden, a pesar de los “inmensos obstáculos ha habido un verdadero progreso en evitar, rastrear y responder a las amenazas a la salud pública” por medio de las vacunaciones, las mejores normas de agua y servicios sanitarios y la educación. Lo que es más importante, añadió, ha sido “fortalecer la capacidad de Haití” para dirigir estos esfuerzos.

Desde el momento en que se produjo el terremoto, el gobierno de Estados Unidos ha proporcionado más de 1.000 millones de dólares en ayuda humanitaria para Haití, ayudando con la distribución de alimentos para 3,5 millones de personas, la limpieza de más de 1,2 millones de metros cúbicos de escombros y atendiendo a más de 31.000 pacientes.

El sismo destruyó 28 de los 29 edificios del gobierno de Haití en Puerto Príncipe. En colaboración con el gobierno de Haití, el gobierno estadounidense ha trabajado para atender las necesidades de corto plazo en Haití, así como para sentar las bases del desarrollo del país a largo plazo.

Worthington afirmó que la continuidad de esta cooperación será la clave del progreso en Haití.

“Cientos de miles de haitianos están tratando de mejorar su vida de muchas formas y tenemos que considerar esta respuesta como una colaboración con ellos. Es lento, es difícil, algunas personas lo hacen mejor que otras, pero el impulso es claro, aun cuando sea lento”.

Etiquetas: desarrollo, EEUU, Haiti, reconstrucción