Logo Territorio

Territorio de Coahuila y Texas

Ciudad Acuña, Coahuila, México | 20 de Mayo del 2024

EE.UU. ayuda a proteger Hemisferio Occidental de traficantes de drogas

Por Lauren Monsen Redactora Washington – En dos acciones separadas, personal de la Armada y el Servicio de Guardacostas de Estados Unidos detuvieron recientemente embarcaciones de sospechosos de contrabando de drogas en aguas del Caribe y el Océano Pacífico, y decomisaron cargamentos de drogas por un valor combinado de 19 millones de dólares, según informó el Comando Sur de Estados Unidos (Southcom).

El Comando Sur, que es uno de los nueve comandos de combate unificados del Departamento de Defensa de Estados Unidos, ofrece cooperación en materia de seguridad a América Central, América del Sur y el Caribe. Funciona con países asociados para luchar contra las actividades ilegales asociadas con el narcotráfico, que amenaza la estabilidad del Hemisferio Occidental.

El 10 de junio, el USS Elrod y su destacamento de aplicación de la ley del Servicio de Guardacostas de Estados Unidos interceptaron un navío sospechoso de contrabando en el Caribe, y decomisaron más de 453 kilos de cocaína, por valor de unos 13 millones de dólares. La acción fue parte de la Operación Martillo, un esfuerzo combinado de Estados Unidos, Europa y el Hemisferio Occidental en las rutas de tráfico ilícito en las aguas costeras del istmo centroamericano.

La Fuerza Conjunta Interagencial del Sur, un componente del Comando Sur, dirige la participación militar de Estados Unidos en la Operación Martillo.

Durante la interceptación, el equipo de la Armada de Estados Unidos y el Servicio de Guardacostas también detuvo a cuatro sospechosos de contrabando de drogas.

Oficiales del Comando Sur, dijeron a los reporteros que un avión patrulla P-3 Orion de la Armada de Estados Unidos avistó la embarcación rápida y el USS Elrod procedió a interceptarla. La fragata que tiene su base en Norfolk (Virginia), destacó un helicóptero y un bote inflable de casco duro con un equipo de abordaje del Servicio de Guardacostas para interceptar la nave sospechosa.

“El nivel de dedicación y el magnífico trabajo en equipo entre la tripulación del Elrod, el equipo de aplicación de la ley del Servicio de Guardacostas de Estados Unidos y nuestro destacamento de helicópteros son directamente responsables del éxito de ésta interceptación”, dijo el comandante Jack Killman, oficial al mando del USS Elrod.

Más del 80 por ciento de la cocaína que se traslada de América del Sur a América Central y luego hacia los mercados de América del Norte se transporta por vía marítima no comercial, principalmente con lanchas rápidas a lo largo de las rutas del litoral, dijo el Comando Sur.

El 19 de junio, también en apoyo de la Operación Martillo, la fragata de misiles guiados USS Nicholas y su destacamento de aplicación de la ley del Servicio de Guardacostas de Estados Unidos utilizó tácticas aéreas para detener una embarcación sospechosa en el Océano Pacífico. La acción recuperó 125 kilos de marihuana y 227 kilos de cocaína, con un valor al por mayor combinado de más de 6 millones de dólares.

Como lo describieron los oficiales del Comando Sur, el incidente tuvo tensión y drama.

Cuando un avión P-3 Orion de la Armada de Estados Unidos inicialmente detectó la lancha rápida, los narcotraficantes comenzaron a arrojar por la borda el contrabando. Entonces, el P-3 dejó el seguimiento de la lancha rápida al buque USS Nicholas, mientras que el Distrito 11 del Servicio de Guardacostas de Estados Unidos asumió el control de los esfuerzos de interceptación.

Un helicóptero a bordo fue destacado con un artillero para interceptar la lancha rápida y marcar el lugar de los desechos con una boya de humo. Para detener la embarcación sospechosa, el artillero hizo disparos de advertencia a la proa y la popa de la lancha rápida. La embarcación siguió su curso, por lo que el artillero disparó para incapacitarla, y la lancha paró.

El buque USS Nicholas despachó entonces un bote inflable de casco duro con los miembros del Servicio de Guardacostas que capturaron lancha.

“Esta interceptación es un claro ejemplo de nuestro compromiso de producir una región más salva y segura donde las organizaciones criminales ya no tengan el poder de desestabilizar a los gobiernos”, dijo el vicealmirante Sinclair Harris, comandante de las Fuerzas Navales del Comando Sur y la cuarta Flota de Estados Unidos. “Estas organizaciones amenazan la seguridad nacional y regional y la seguridad pública, de manera que tenemos que impedir el ingreso y la propagación de las drogas ilícitas, la violencia y las amenazas transnacionales a países de la región y a Estados Unidos”.

“Al formar equipo con países socios y fuerzas aliadas para el escrutinio de los litorales, les negamos estas rutas a las redes transnacionales del crimen organizado”, dijo Harris.

(Distribuido por la Oficina de Programas de Información Internacional del Departamento de Estado de Estados Unidos. Sitio en la Web: http://iipdigital.usembassy.gov/iipdigital-es/index.html ) ************************************************************ La Oficina de Programas de Información Internacional del Departamento de Estados Unidos distribuye USINFO-NOTICIAS. Puede encontrar información adicional en http://iipdigital.usembassy.gov/iipdigital-es/index.html

Etiquetas: comando sur, drogas, EEUU, protección, traficantes