Logo Territorio

Territorio de Coahuila y Texas

Ciudad Acuña, Coahuila, México | 04 de Julio del 2020

Sampetrinos conmemoran centenario de última visita de Fco. I. Madero

Se cumplen 100 años de que el mártir de la revolución Mexicana pronuncio su histórico discurso

San Pedro, Coah. El viernes 21 de Octubre se cumplieron exactamente 100 años de la ultima vista documentada que realizara Don Francisco I. Madero al pueblo de San Pedro de las Colonias , el lugar donde habitó desde octubre de 1893, donde se dedicara a la agricultura y donde iniciara sus actividades políticas fundando en1904 su primer club Democrático llamado ‘ Benito Juárez’ y se tuviera participación en las elecciones municipales de ese año llevando como candidato a Francisco Rivas.

Francisco I. Madero, foto cortesia de wikipedia

Francisco I. Madero, foto cortesia de wikipedia

Ese 21 de Octubre de hace un siglo Francisco I. Madero pronuncio un discurso en el cual señala que su lucha en pos de la democracia inició precisamente en San Pedro de las Colonias, Coahuila y agradece a sus pobladores el apoyo que dieron a su causa.

Para conmemorar tan relevante ocasión el Republicano Ayuntamiento realizo un acto cívico en el cual estuvieron presentes alumnos de varias instituciones educativas, representantes de varios sectores de la sociedad Sampetrina y miembros de las Logias Masónicas de esta ciudad en la cual también Francisco Ignacio Madero González fuera iniciado en esa fraternidad.

Al hacer uso de la palabra el Ingeniero Rodolfo López Muñiz director de Finanzas en representación del Presidente Municipal el licenciado Jorge Abdala Serna, dio lectura a tan histórico discurso e hizo énfasis en la importancia de seguir cultivándolos valores democráticos y sociales que enarbolara Madero González y el Cronista de la Ciudad Luis Martín Tavarez Gutiérrez hizo la reseña histórica del evento llamando a los jóvenes estudiantes que asistieron al acto cívico a que sigan el ejemplo positivo de hombres como Don Francisco I. Madero y que deben sentirse orgullosos de haber nacido en un pueblo como San Pedro de las Colonias donde nació la Revolución Mexicana y donde han ocurrido hechos históricos de gran trascendencia.

A continuación reproduciremos el texto que leyera Don Francisco I. Madero hace 100 años.

Discurso pronunciado en San Pedro de las Colonias, Coahuila a su llegada el 21 de octubre de 1911.

‘El señor D. Francisco I. Madero ha sido festejado con entusiasmo en San Pedro’

Publicado en el periódico ‘Nueva Era’ año I, numero 86 martes 24 de octubre de 1911 paginas 1 y 2.

Conciudadanos: Aquí en este pueblo de san pedro en medio de vosotros he pasado los mejores años de mi vida, aquí al lado vuestro en donde he sentido esa sed de libertad, ese anhelo por conquistar los derechos del hombre y los derechos del ciudadano y luchando a vuestro lado, es como me he convencido de que estos ideales eran realizables. Porque conozco las grandes aptitudes del pueblo mexicano, porque luchando a vuestro lado tuve la convicción intima de que el pueblo mexicano no se había envilecido, que los grandes ejemplos de los que nos dieron independencia y reforma estaban latentes en el corazón de cada hijo del pueblo y que únicamente esperaba el momento oportuno para manifestarse, y si desde entonces no hicimos respetar esos derechos por la fuerza, como podíamos haberlo hecho, es porque no había llegado el momento oportuno; pero ese esfuerzo me hizo comprender que era vuestro temple, me hizo comprender que podía contar con vosotros para la lucha que se necesitaba para reconquistar nuestros derechos. Cuando termino aquella lucha, abriose un camino hacia el porvenir y no puedo olvidar que aquí en san Pedro fue donde iniciamos la lucha hace seis años, que el primer grito de libertad dado entonces, el primer esfuerzo del pueblo fue hecho en aquellos momentos a las elecciones municipales y nunca olvidare que cuando aquel colegio electoral estaba instalado en la plaza de armas, la actitud del pueblo fue verdaderamente hermosa, imponente, gloriosa.

Señores: Os manifesté por la prensa que no consideraba que hubiésemos sido derrotados, que era el primer paso que dábamos hacia la reconquista de nuestros derechos y libertades, que debíamos seguir la campaña, y esa lucha se a llevado acabo y ha tenido por corona un brillante triunfo, que llenos de satisfacción celebraos esos momentos y que significa una pagina de interés en nuestra historia; si antes nos sentíamos humillados, cuando se nos decía que éramos ciudadanos mexicanos, era porque no teníamos la virilidad suficiente para hacer respetar nuestros derechos, en cambio, ahora, señores, podemos tener el orgullo de decir que somos ciudadanos mexicanos, pues nuestra situación es muy honrosa y todos los mexicanos podemos enorgullecernos de haber conquistado nuestros derechos y el nombre de ciudadanos.

Desde que se obtuvo el triunfo de la revolución, manifesté de modo terminante que no pedía como compensación a mis servicios ningún cargo publico que deben ocupar los más dignos y que mejor pudieran desempeñarlos, y no he hecho ningunos trabajos para que mis conciudadanos me designasen como presidente de la republica; por tal motivo, si tal designación se ha hecho en mi, es porque con justicia o sin ella, mis conciudadanos creen que soy digno, y para desempeñar ese puesto, tengo la buena voluntad; siempre me guiare en los más altos sentimientos de patriotismo y mi persona no la tendré en cuenta como no la he tenido hasta ahora para servir a la patria.

Las recomendaciones que ha hecho el doctor Ríos Zertuche, hace mucho que están en mi mente y en mi programa de gobierno; mi gobierno procurara regenerar y elevar al pueblo mexicano, procurara combatir el alcoholismo y los demás vicios; que las luces de la enseñanza lleguen a los lugares más lejanos del país.

Bien saben que ese ha sido siempre mi modo de pensar y en pequeño aquí lo he practicado en las fincas que estuvieron a mi cargo, por consiguiente, buena voluntad la habrá, y si el pueblo mexicano me ayuda en mi tarea como tengo la seguridad, llevaremos a nuestra patria hasta la altura que ambicionamos todos los mexicanos. En esos cinco años, no podemos tener la pretensión de cambiar por completo el carácter nacional y hacer de nuestra patria lo que deseamos, pero si podremos en estos cinco años de trabajo constante y laborioso, sentar las bases inconmovibles del engrandecimiento de la republica mexicana.

Antes de ir a la capital de la republica a desempeñar la misión que me ha conferido el pueblo mexicano, quise venir a pasar unos días en medio de vosotros, quise venir a saludaros aquí donde principie la lucha y donde tengo tan grandes recuerdos.

Tengan la seguridad que siempre tendré grabado en mi corazón el recuerdo de San Pedro y de todos sus habitantes.

Francisco I. Madero.

Etiquetas: aniversario, Coahuila, Francisco I. Madero, logia, masones, San Pedro


Galería de imágenes