Territorio de Coahuila y Texas

Territorio de Coahuila y Texas

Ciudad Acuña, Coahuila, México | 20/06/2019


Banner Amistad Industrial Developers Banner Bank and Trust mobile and text banking

Noticias relacionadas


Noticias recientes


¿Deseo gobernar Coahuila? Mi respuesta es: “SÍ”.

-Dijo la senadora Hilda Flores Escalera en su informe legislativo

Torreón, Coahuila. 26 de octubre de 2016. La senadora de la república Hilda Flores Escalera despejó todas las dudas que existían sobre si aspira a ser la candidata del PRI y desea gobernar Coahuila, durante su discurso en su informe legislativo que presentó este miércoles ante unas dos mil personas.

Dijo que se he preparado para ocupar esta alta responsabilidad, pero aclaró que la contienda para postular al candidato del PRI debe ser justa y equitativa.

“Si tales condiciones existen, ahí estaré: con humildad y con la frente en alto”, dijo enfática.

Conciente de que ninguna elección moderna en México “es un día de campo para ningún partido”, la legisladora coahuilense destacó que la simulación socava las instituciones, genera frustración social y contamina la política.

Aquí el discurso íntegro del informe de la legisladora coahuilense:
“Hay un frase que siempre resuena en mi cabeza: “Sé siempre la mejor”.

Actualmente soy senadora, pero confieso que mis sueños de adolescente estaban puestos en el servicio exterior. Acariciaba la idea de pertenecer al cuerpo diplomático para difundir nuestros talentos y nuestra cultura en el extranjero. Para mí, en eso consistía todo. Al paso del tiempo comprendí que ausencias prolongadas fuera del terruño no eran la mejor opción llegado el momento del matrimonio y de formar una familia.
Al ingresar a la universidad tuve oportunidad de rectificar mi vocación. Deseaba aprender la mejor manera de contribuir a propiciar un cambio para el bien de todos, haciendo las cosas de un modo diferente. Fue así como decidí estudiar Ciencias Políticas, a la vez que me afiliaba al Partido Revolucionario Institucional.

Ambos buenos aciertos, como también lo fue el hecho de haberme casado con mi esposo Carlos y tener familia.

¡Triates! Imagínense ustedes mi sorpresa cuando me enteré que serían tres: Mariana, Natalia y Carlos, quienes son la motivación de mi vida, son mi TODO. Los amo hijitos.

A ti, mamá, te reitero mi deuda permanente, no sólo por haberme dado la vida, sino porque siempre has sido una gran amiga y aliada de mis hijos, más que una abuela. Te amo, madre.
Mi principal gratitud es a Dios por las infinitas bendiciones que de él he recibido durante toda mi vida.
¿Y qué puedo decir de mis tíos, de mis tías, de mis hermanas y hermanos, de mis primos y primas? Que todos somos familia, somos gente de lucha y de trabajo. No sé que haría sin ustedes. Gracias por siempre estar.
Todo esto, queridas amigas y amigos, es lo que me impulsa, es lo que me motiva a trabajar con mucha pasión.
Desde muy joven me inquietó lo que veía en mi comunidad. Las necesidades de mucha gente sembraron el deseo de hacer algo para ayudarles. Quería contribuir a que las cosas fueran diferentes y mejores.
Mi primera oportunidad en el servicio público se dio en el gobierno de Don Eliseo Mendoza Berrueto.
A partir de entonces he tenido el honor de colaborar en diversas áreas de gobierno en las administraciones de cuatro gobernadores.
El Doctor Rogelio Montemayor Seguy me invitó a encabezar el Instituto Estatal del Empleo, que durante mi gestión ocupó el primer lugar a nivel nacional.
Con el Licenciado Enrique Martínez y Martínez me desempeñé como Subsecretaria de la Secretaría de Gobierno.
Posteriormente me nombró Directora fundadora del Instituto Coahuilense de las Mujeres donde conocí a fondo la problemática que enfrentan las mujeres coahuilenses y de México. Así tuve elementos para promover leyes con un enfoque de género, ya como diputada local .
Del Profesor Humberto Moreira Valdés recibí la invitación a dirigir la entonces recién creada Secretaría de Turismo, donde implementamos acciones para impulsar una nueva vertiente económica en todas las regiones del estado.
A ellos cuatro, mi gratitud por la oportunidad de permitirme participar en sus respectivas gestiones.
Luego mi partido me postuló nuevamente para ser diputada local y después federal. Con esa responsabilidad pude atender apoyos específicos y también legislar, desde el combate al cáncer cérvico uterino, hasta la gestión de recursos para la construcción de carreteras y caminos rurales, entre otros muchos.
En 2012, en un escenario nacional muy polarizado y localmente difícil, mi partido me invita a acompañar a nuestro querido amigo Braulio Fernández Aguirre a integrar la fórmula de candidatos al Senado de la República.
De él aprendí mucho de política y los valores que la hacen noble. Por cierto, esta unidad cultural lleva el nombre de su padre, Don Braulio. Ambos son ejemplo vigente de la importancia que en política tienen el trabajo, la perseverancia y la lealtad a las convicciones y a la gente.
Doña Cristina: la presencia de Usted y de su apreciable familia enaltecen este recinto. Muchísimas gracias por acompañarme.
Esta trayectoria no es producto de una fácil concesión de género o una moda de avanzada, se trata de la aplicación de la fórmula más exitosa para cumplir las metas y ganarse la confianza: trabajo, esfuerzo y resultados.
Gracias al respaldo de los senadores de mi bancada, fui la primera coahuilense Vicepresidenta de la Comisión Permanente del Congreso de la Unión;
Secretaria de la Mesa Directiva del Senado de la República; Oficial Mayor y actualmente Vicecoordinadora del Grupo Parlamentario del PRI en la Cámara de Senadores.
Además tengo otras responsabilidades en el Senado: integro las comisiones de Educación; Comercio y Fomento Industrial; Turismo; Atención a Grupos Vulnerables y Relaciones Exteriores, Ámerica Latina y el Caribe.
Tuve el honor de presidir la Comisión de Atención a Grupos Vulnerables durante tres años.
¿Y quienes integran estos grupos? Los 40 millones de niñas, niños y adolescentes, los 7.7 millones de personas con discapacidad y los 8.6 millones de adultos mayores que viven en nuestro país y que necesitan de acciones de parte de todos para disfrutar de una vida plena.
Una de las más grandes satisfacciones en esta comisión fue coordinar los trabajos de la única iniciativa preferente propuesta por el Presidente Enrique Peña Nieto, una Ley que garantiza los derechos de niñas, niños y adolescentes. Fue un gran reto.
El resultado valió la pena, tenemos una ley que va contra el bullying, la violencia familiar; que reconoce el derecho a la educación, a la salud y a la recreación, entre muchos otros. Como se dijo en la presentación del Programa Nacional de Protección de niñas, niños y adolescentes: Una Ley para proteger al 30% de la población y al 100% de quienes constituyen el futuro de México.
En el caso de las personas con discapacidad, destaco una propuesta: ¿sabían ustedes que las compañías aseguradoras niegan cobertura para las personas con discapacidad, solo por vivir en esta condición? ¿Creen que sea justo? Por eso presentamos una iniciativa para que toda persona pueda acceder a un seguro de vida o de gastos médicos. Debemos hacer a un lado el prejuicio y el paradigma del costo de la discapacidad.
Hablar de cada propuesta en este rubro me tomaría horas, pero todas ellas tienen un común denominador: la inclusión.
Hay muchos otros temas que reclaman nuestra atención y entre ellos me he enfocado en los que nos preocupan particularmente a los coahuilenses.
¿Recuerdan que en las primeras horas del 25 de mayo de 2015 un violento tornado azotó a Ciudad Acuña? Lamentamos mucho las pérdidas humanas de ese día. Y los daños fueron devastadores, casi mil viviendas arruinadas. Al estar ahí y recorrer la zona afectada, constaté que ni las casas ofrecieron seguridad a sus moradores.
Por eso presenté una iniciativa para que las autoridades garanticen la calidad óptima de los materiales de construcción. Con agrado les comparto que ya fue aprobada por el Senado y por la Comisión de Vivienda de la Cámara de Diputados. Agradezco el apoyo de mi estimada Diputada Carolina Viggiano.
Porque Acuña requería acciones inmediatas, gestioné con la Comisión Federal de Electricidad el Centro Comunitario Fundadores actualmente en construcción.
Atenta a las necesidades de todas las regiones, he solicitado recursos para las Zonas Metropolitanas de nuestro estado, especialmente para La Laguna; y propuse la incorporación a este esquema de Múzquiz, Sabinas y San Juan de Sabinas, para que también reciban presupuesto.
Desde el Norte de nuestra entidad me han compartido una gran inquietud: la degradación del Río San Rodrigo. Se trata de un espacio con una gran biodiversidad. Debemos frenar su deterioro. Hice un llamado a las autoridades para que se declare área natural protegida, a fin de regenerar y preservar su valor medioambiental.
En temas relacionados con la salud, el combate al cáncer de mama, ovario y cérvico uterino, han sido una prioridad para mi desde hace muchos años. Es una causa que he decidido abanderar desde cualquier cargo y responsabilidad, solicitando mayores recursos para su prevención y tratamiento; sobre todo si consideramos que en Coahuila tenemos una alta incidencia: LA CAUSA NOS UNE.
También he propuesto acciones para combatir las infecciones que podemos contraer por el sólo hecho de estar en un hospital. Curarse de ellas cuesta en promedio 30 mil pesos. En México, aproximadamente son 450 mil las personas que se contagian anualmente. Cuando vamos al hospital a atendernos, esperamos curarnos, no salir con otra enfermedad.
Además promoví que se revisen los tabuladores y se puedan proporcionar recursos suficientes para gastos de alimentación, transporte y hospedaje a pacientes del IMSS y del ISSSTE que deben trasladarse a otra ciudad para atenderse.
Otro tema que requiere nuestra atención es evitar la pérdida y desperdicio de alimentos, problema mundial del cual México no es la excepción.
Una tercera parte de los alimentos que se producen no llegan a una mesa, no se consumen. Esto no lo podemos permitir.
Duele mucho ver gente en el país que tiene hambre, además se desaprovechan recursos naturales como agua, tierra y energía para producirlos, a la vez que se contamina el planeta.
La solución es encauzar esfuerzos en un mismo sentido; con ese fin presenté la iniciativa que crea el Consejo Nacional de Aprovechamiento de Alimentos.
Con mucho gusto veo que varias de estas propuestas, que les he comentado, han hecho eco en el Congreso Local: LA CAUSA NOS UNE.
En estos 4 años he presentado 229 iniciativas y 231 puntos de acuerdo. Que me permiten figurar entre los 5 senadores más productivos de la Cámara y ocupar el segundo lugar de mi grupo parlamentario, mérito que comparto con ustedes, por darme la confianza y hacerme llegar propuestas e inquietudes para su solución.
Estas cifras carecen de significado si no producen un cambio positivo en la vida de alguien. Los invito a conocer cada una de ellas en la página oficial del Senado.
Al recorrer Coahuila durante mi campaña, hice un compromiso: ser una Senadora de mucho trabajo y cercanía con la gente. De mi trabajo les estoy dando cuenta; de mi cercanía, habla la atención a cientos de personas que acuden a las oficinas de enlace y gestión, o me contactan a través de las redes sociales.
Tengo el honor de ser Senadora en un momento histórico. Histórico, porque hemos trabajado en aprobar leyes que nos hacían mucha falta, en rubros que fueron intocables durante décadas. Los que por comodidad o costumbre permanecían estáticos y no respondían a la realidad ni a las necesidades de nuestra sociedad.
En este esfuerzo la visión transformadora de nuestro Presidente Enrique Peña Nieto ha jugado un gran papel; sus iniciativas han sido numerosas, pero sobre todo vanguardistas. Estoy segura que el tiempo justificará su determinación.
Desde la reforma hacendaria, que incentiva la generación de empleos e inversión en México y le ha permitido sortear al país el adverso esecenario internacional, hasta la recientemente aprobada reforma de justicia laboral,
para modernizarla de acuerdo a las necesidades y expectativas de la sociedad.
Fundamental entre las reformas está la educativa, que finalmente pone a la calidad como elemento central y aspiración máxima.
Qué decir de la reforma energética, que reconfiguró el sector. Con ella promovimos la creación del Fondo Minero; gracias al cual hoy los municipios reciben dinero por usufructuar sus tierras. A la fecha, el Estado y 20 municipios han recibido más de 200 millones de pesos derivados de este Fondo.
Por otro lado, y en respuesta a un tema de gran sensibilidad social, creamos el Sistema Nacional Anticorrupción que contará con un Comité Ciudadano; una figura sin precedentes que permitirá a la sociedad vigilar de cerca la actuación de los servidores públicos.
También hemos trabajado arduamente para proteger las finanzas públicas y asegurarnos de que los recursos no se desvíen, sino que se utilicen en beneficio de la sociedad.
Aprobamos la Ley de Disciplina Financiera para asegurar un manejo responsable de las finanzas en los estados y municipios.
Para implementar estas reformas, ha sido necesario romper ataduras, paradigmas. Pero las bases están sentadas. Este es un primer paso; un paso firme que hará de México un país del que nos sintamos muy orgullosos.
El servicio público es mi vocación, busco esmerarme en demostrar que hay una forma diferente de hacer las cosas, que la experiencia y el trabajo son muy importantes, sí, pero más importante aún es mantenerme cerca de las personas y representarlas dignamente, eso es lo más valioso.
Las mujeres hemos roto estereotipos y hemos demostrado capacidad para ingresar a la vida productiva. No aceptamos límites porque nos ha costado mucho el reconocimiento de nuestro talento y nuestros derechos. Mujeres que no queremos nada de forma gratuita sino sólo lo que corresponde a nuestra capacidad. Nada más, pero tampoco nada menos.
Soy una mujer que tiene la frente en alto porque honra sus compromisos, a mi nada se me ha dado de una forma fácil; la vida está hecha de retos, incluso de barreras y obstáculos que se tienen que ir librando y venciendo; y mi compromiso ahora y siempre es con mi tierra, Coahuila.
Aquí se sembró la primera vid de América; aquí se instaló el primer alumbrado público del país; aquí está el corazón acerero de México. De Coahuila es el carbón y la industria automotriz, y La Laguna es la cuenca lechera más grande del territorio nacional.
Coahuila es una tierra de gente valiente, como Venustiano Carranza, que desconoció a Victoriano Huerta por el bien de nuestro país, y gracias a eso hoy tenemos una Constitución que nos ha dado desarrollo, progreso y orden social.
Coahuila es el gigante del norte de México y veo reflejado el trabajo de las autoridades, especialmente en el tema de seguridad y empleo; tuvimos años muy difíciles en estos rubros y hemos salido adelante.
Por eso es muy justo reconocer que ha sido decisivo el trabajo comprometido y eficaz del Gobernador Rubén Moreira Valdez para logralo. Le pido al secretario Rigo Fuentes que haga llegar al gobernador mi reconocimiento.
Coahuila es grande, como grande es el espiritu y fortaleza de sus hombres y mujeres, que día a día vencen el desierto de sol a sombra sin importar los obstáculos ni las adversidades.
¡A todos los invito a que trabajemos unidos por Coahuila! De no hacerlo se corre el riesgo de perder el rumbo. No lo permitamos.
Les dije al principio que en mi cabeza siempre resuena una frase. Se las voy a decir completa: “Hija, no importa a qué te dediques, sé siempre la mejor”... Papá, así he procurado hacerlo y te prometo que me seguiré esforzando para no defraudarte nunca. Besos hasta el cielo.
Amigas y amigos: desde hace 25 años decidí integrarme como militante de mi Partido. Lo hice convencida de que impulsa los valores democráticos, de libertad y de amor a la patria. Lo hice porque reconocí que es el partido que ha formado las instituciones que forjaron esta gran nación.
Reconozco que hoy el PRI vive tiempos complejos. Los priistas tenemos que ser muy sensibles al malestar ciudadano.
Hoy, este reclamo está claramente dirigido a acabar con la corrupción y la impunidad que tiene indignada a nuestra gente.
Coincido plenamente con el mensaje que impulsa nuestro dirigente nacional Enrique Ochoa: el partido tiene que entrar en un proceso de renovación y combatir frontalmente la corrupción en todas sus formas.
Más que nunca, debemos retomar los principios y valores que nos llevaron a ser el partido más fuerte de México.
El PRI sigue siendo la mejor opción para gobernar este gran estado, pero los militantes coahuilenses debemos entrar en un proceso de reflexión al interior de nuestro partido, en el cual se encuentra la posibilidad de construir la alternancia democrática que nuestro estado demanda.
Nuestro instituto político, tiene una base muy sólida. No perdamos de vista su origen. Está fincado en la diversidad social, su unidad y coexistencia: inclusión, en una palabra.
El PRI Coahuila, ha sido impulsor nacional de la igualdad de género al abrir los espacios a la participación de la mujer; así lo muestran las reformas que se impulsaron en nuestro Estado antes que en cualquier otra parte de México.
En el 2017, la mitad de las alcaldías y las curules en el congreso, serán ocupadas por mujeres. Esta configuración da una representación más aparejada a nuestra sociedad.
Somos el ejemplo de México y sus 120 millones de habitantes, donde el 52 por ciento de la lista nominal de electores son mujeres. Sin embargo, no gobiernan ni al dos por ciento de la población nacional. Es decir, de las 32 entidades del país, incluida la Ciudad de México, Sonora es el único estado gobernado por una mujer.
El Partido se ha caracterizado por ser constructor de instituciones y ha favorecido la participación real y efectiva de quienes quieran contender por un cargo público. Toca abrir espacios a nuevas ideas y puntos de vista, manteniendo así vigente y eficaz nuestra oferta política, eso exige la ciudadanía.
La simulación socava las instituciones, genera frustración social y contamina la política. Nada se puede construir sin la confianza ciudadana. Lo que se erige sin ella, tarde o temprano se derrumba.
Este ejercicio republicano no sólo es necesario, sino indispensable.
En atención a ustedes y a miles de coahuilenses que merecen respuestas claras y aspiran a un futuro más justo, seguro e incluyente, no puedo despedirme sin responder a una inquietud. ¿Deseo gobernar Coahuila? Mi respuesta es: “SÍ”.
Lo digo consciente de lo que el compromiso entraña y de que las elecciones, para cualquier partido, han dejado de ser un día de campo. Me he preparado para ocupar esta alta responsabilidad. La contienda para postular al candidato del PRI debe ser justa y equitativa. Si tales condiciones existen, ahí estaré: con humildad y con la frente en alto.
Coahuila es la causa, LA CAUSA NOS UNE.
Muchas gracias queridas amigas y amigos por su siempre estimulante y solidaria presencia. Dios los bendiga a todos.


Galería de fotos


Derechos Reservados 2018. Ramiro Gómez Caldera