Logo Territorio

Territorio de Coahuila y Texas

Ciudad Acuña, Coahuila, México | 16 de Junio del 2024

Estados Unidos se solidariza con Chile y ofrece su ayuda luego del terremoto

Presidente Obama envia dolencias y ofrece ayuda tras el desastre

Washington – Estados Unidos “estará firme junto a nuestros amigos chilenos”, dijo el presidente Obama, al asegurar que Estados Unidos sigue de cerca la situación en Chile luego del fuerte terremoto fuerte y que está dispuesto a ayudar de la mejor manera que pueda.

El presidente, en una declaración televisada desde la Casa Blanca, reveló haber conversado con la presidenta de Chile, Michelle Bachelet, para expresarle el más profundo pesar de Estados Unidos por las pérdidas en Chile, y para ofrecer el respaldo de Estados Unidos.

“Chile es amigo cercano y asociado de Estados Unidos y he querido contactar a la presidenta Bachelet para hacerle saber que estaremos junto a ella si el pueblo chileno necesita ayuda, y que nuestro corazón está con las familias que han perdido a seres queridos”, dijo Obama.

El terremoto de 8,8 grados, uno de los más fuertes registrados por los científicos, ocurrió en las primeras horas de la mañana del 27 de febrero, de acuerdo al Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS). Los primeros informes señalaban cientos de muertos, pero es posible que la cifra suba, teniendo en cuenta la destrucción ya evidente.

El aeropuerto de Santiago de Chile quedó dañado y es posible que esté cerrado por lo menos durante 24 horas, de acuerdo a versiones de prensa. Los informes de Concepción, una de las ciudades más cercanas al epicentro, eran muy limitados, incluso 12 horas después del sismo. Poco después del terremoto una ola inmensa inundó la isla de Juan Fernández, a unos 640 kilómetros de la costa chilena. Algunos puentes, pasos cerreteros y edficios se derrumbaron, a pesar de los estrictos códigos que rigen en Chile para la construcción, establecidos específicamente ante el elevado riesgo por los terremotos.

Como ocurrió con Haití, el gobierno de Estados Unidos, y los organismos no gubernamentales con sede en Estados Unidos, ya están preparando material para ayudar a Chile, en cuanto el gobierno chileno haga una evaluación y comunique sus necesidades.

“Estamos atentos a la situación muy de cerca, incluyendo ante la posibilidad de un tsunami. Nuestro pensamiento y nuestras oraciones están con el pueblo de Chile, nosotros estamos listos para ayudar en la hora de la necesidad”, dijo Robert Gibbs, secretario de prensa de la Casa Blanca, en declaraciones que hizo el 27de febrero.

En una declaración por separado, difundida el 27 de febrero, la secretaria de Estado, se sumó a los sentimientos del presidente, anotando que Estados Unidos “está coordinando estrechamente con las principales autoridades chilenas sobre el contenido y la oportunidad” para la ayuda de Estados Unidos.

Al destacar que el 28 de febrero inicia un viaje previamente preparado a la región, Clinton dijo que estará en constante contacto con la presidente Bachelet, y con otros líderes regionales, para determinar la mejor manera de ayudar. “Nuestro hemisferio se junta en los momentos de crisis, y estaremos lado a lado con el pueblo de Chile en esta emergencia”, dijo.

Chile es una de las regiones más sísmicas de la tierra

La costa de Chile tiene una larga historia de terremotos fuertes, de acuerdo al USGS, con 13 sismos de 7 grados de magnitud desde el año 1973. El terremoto del 27 de febrero se originó a unos 230 kilómetros al norte del epicientro de un terremoto ocurrido en mayo de 1960, que alcanzó 9,5 grados de magnitud, el terremoto más fuerte registrado en el mundo en más de 200 años, que también generó un tsunami que se sintió en casi toda la cuenca del Pacífico. El terremoto y el tsunami de 1960 provocaron 1.600 muertes, y otras 200 en Japón, Hawaii y las Filipinas.

La secuelas del sismo seguían sintiéndose en Chile y en los países vecinas, mientras otros países se preparaban para un posible tsunami, dado que la fuerza liberada por el terremoto en el mar moviliza oleajes en todo el oceano Pacífico. Estados Unidos, Japón, Rusia, China, Australia, Nueva Zelandia, Polinesia e Indonesia podrían sentir los efectos del terremoto chileno. Muchos factores, entre ellos la distancia y la topografía del suelo marino, afectan la velocidad y la fuerza de un tsunami, que suele impulsarse con velocidades entre 650 y 800 kilómetros por hora.

En Hawai, estado de Estados Unidos, las sirenas de alarma ante un tsunami sonaron a las seis de la mañana, y se urgió a la población a evacuar las zonas bajas, incluso varias horas antes que pudiera llegar el tsunami generado por el sismo en Chile. Las naves de la Armada de Estados Unidos que ancladas en Hawai se hicieron a la mar para evitar daños.

A diferencia del Oceano Indico, afectado por un tsunami en diciembre de 2004, casi sin advertencia previa, el oceano Pacífico tiene una amplia red de alertas contra esos movimientos marinos.

Luego del terremoto de 1960 en Chile las naciones del Pacífico decidieron coordinar esfuerzos para evitar la pérdida de vidas, para que no ocurran otra vez en la cuenca del Pacífico a causa de los destructivos tsunamis, que cruzan los oceanos. Con auspicio de las Naciones Unidas, la Comisión Oceanográfica Intergubernamental estableció el Grupo Intergubernamental de Coordinación para el Sistema de Advertencia de Tsunamis en el Pacífico, con sede en Hawai.

“Una vez más podemos ver la horrible destrucción que puede ocurrir de un momento a otro. No podemos controlar a la naturaleza, pero sí podemos estar preparados para casos de desastre, allá donde ocurran”, dijo el presidente Obama. “En las horas próximas seguiremos tomando todos los pasos posibles para preparar nuestras playas y proteger a nuestros ciudadanos. Y estaremos junto al pueblo chileno en su recuperación de esta terrible tragedia”.

(El Servicio Noticioso desde Washington es un producto de la Oficina de Programas de Información Internacional del Departamento de Estado de Estados Unidos. Sitio en la Web: http://www.america.gov/esp ) ************************************************************ La Oficina de Programas de Información Internacional del Departamento de Estados Unidos distribuye USINFO-NOTICIAS. Puede encontrar información adicional en http://www.america.gov/esp/

Etiquetas: Bachelet, Chile, EUA, Obama, solidaridad, terremoto


Galería de imágenes