Logo Territorio

Territorio de Coahuila y Texas

Ciudad Acuña, Coahuila, México | 12 de Julio del 2020

Misión del Endeavour completará instalación de laboratorio japonés Kibo

Tripulación lleva al espacio artículos personales de recuerdo

Por Cheryl Pellerin Redactora Washington – El transbordador espacial Endeavour está en camino a la Estación Espacial Internacional para completar la instalación del laboratorio japonés Kibo, tras un retraso en junio para reparar una fuga de gas de hidrógeno en el tanque externo y varias cancelaciones de despegue en julio debido a tormentas de verano en la Florida.

La misión STS-127 de 16 días incluirá cinco paseos espaciales durante los cuales los astronautas instalarán una plataforma exterior al módulo japonés que permitirá exponer experimentos científicos al espacio. Kibo, que en japonés significa ‘esperanza’, es la primera instalación espacial japonesa para humanos.

“Listos para arranque del motor principal”, dijo en voz alta por encima del estruendo de los motores del Endeavour Mike Curie, comentarista de lanzamiento de la NASA. “Listo para arranque del motor principal. Cuatro, tres, dos, uno… arranque de cohetes y despegue del Endeavour, completando el Kibo y haciendo realidad la esperanza japonesa de tener un laboratorio espacial extraordinario”.

El laboratorio de la Agencia de Exploración Aeroespacial de Japón (JAXA) tiene seis componentes: dos módulos de investigación (el módulo con presión controlada y la plataforma expuesta), dos módulos de logística (uno para cada instalación) que servirá como almacén de herramientas, equipos y materiales para experimentos, un brazo robótico denominado sistema de manipulación remota y una unidad de sistema de comunicación en órbita.

El sistema de comunicación permite a los operadores de la sala de control del Centro Espacial de Tsukuba en Japón enviar comandos a Kibo y recibir datos de sistema, carga y vídeo desde el laboratorio para las operaciones científicas. Kibo también tiene una esclusa de presión a través de la cual los experimentos se trasladan y se exponen al espacio.

La misión STS-127 llevará a la estación espacial MAXI y SEDA-AP, dos de los tres primeros experimentos que se realizarán en el módulo expuesto.

EXPERIMENTOS INICIALES

MAXI significa Monitor de imágenes de rayos X de todo el cielo es un observatorio astronómico que explorará el espacio cada 90 minutos con dos tipos de detectores de rayos X. Los datos de las observaciones de fenómenos transitorios de rayos X se distribuirán por Internet para que observatorios de todo el mundo puedan recibir y responder rápidamente a ellos.

SEDA-AP significa Equipo de adquisición de datos del entorno espacial – carga útil adjunta; realizará mediciones del entorno espacial, como por ejemplo de neutrones, plasma, iones pesados, partículas de luz de alta energía, oxígeno atómico y polvo cósmico, en la órbita de la estación. Asimismo, observará cómo el entorno espacial afecta a los materiales y dispositivos electrónicos.

El tercer experimento expuesto, denominado SMILES (Sonda superconductora de emisión de ondas submilimétricas), se lanzará a la estación en la misión de transferencia de vehículos JAXA H-II, cuya fecha prevista de lanzamiento es el 10 de septiembre.

SMILES trazará un mapa de los gases estratosféricos, incluyendo moléculas relacionadas con el agotamiento del ozono, como el cloro, el ácido clorhídrico, el ácido nítrico y el bromo. Los datos que se obtengan de SMILES permitirán a los científicos investigar la química del cloro y el bromo en la atmósfera y proporcionar una base de datos para las variaciones de ozono en la troposfera superior y estratosfera inferior.

AL ESPACIO

En cada misión, se permite a los miembros de la tripulación llevar algunos artículos personales en su viaje en el transbordador. En la misión STS-127 del Endeavour, el comandante Mark Polansky, el piloto Doug Hurley y los especialistas de misión Christopher Cassidy, Tom Marshburn, Dave Wolf, Julie Payette de la Agencia Espacial Canadiense y Tim Kopra, que se cambiará de lugar con el ingeniero de vuelo Koichi Wakata, de JAXA, llevan todos algunos artículos de recuerdo.

Polansky, que también voló en las misiones STS-98 y STS-116, lleva un estandarte de la escuela secundaria East Central High School de San Antonio, ciudad natal de su esposa. Wolf, que fue tripulante en la misión STS-58 y sirvió en la estación espacial rusa Mir durante 128 días en 1997 y 1998, lleva varios artículos que representan a su ciudad natal de Indianápolis, entre ellos un pisapapeles en forma de avión.

Payette, una dotada cantante y pianista, se llevó una hoja de partitura para conmemorar su trabajo con la Orquesta Sinfónica de Montreal. Cassidy, en su primer vuelo al espacio, lleva varios artículos que recuerdan su anterior carrera como parte de equipos de élite SEAL (tierra, mar y aire) de la Armada de Estados Unidos. Tiene un medallón del Equipo Nacional de Demolición Submarina de la Armada – Museo SEAL de Fort Pierce (Florida) y medallones y parches que representan unidades SEAL de todo el país.

Hurley, nuevo miembro de la tripulación, cuenta con un sombrero del equipo de la National Association for Stock Car Auto Racing (Asociación nacional de carreras de autos de serie) y una camiseta de Owego Free Academy en Nueva York. Marshburn lleva en el viaje un broche de su ciudad natal de Statesville (Carolina del Norte) y un posavasos de peltre del Departamento de Ingeniería de la Universidad de Virginia.

Kopra, que pilotó helicópteros en el Ejército de Estados Unidos antes de trabajar en la NASA, se ha traído un medallón de cobre de la escuela secundaria McCallum High School de Austin (Texas). El Endeavour también lleva cientos de artículos en conmemoración de la plataforma expuesta del Kibo. JAXA celebrará la instalación y la misión con parches, broches y banderas ondeando en el Endeavour.

El transbordador está previsto para regresar al Centro Espacial Kennedy el 31 de julio.

Etiquetas: espacial, internacional, misión