Logo Territorio

Territorio de Coahuila y Texas

Ciudad Acuña, Coahuila, México | 12 de Julio del 2020

Secretaria Clinton en ocasión del Día Mundial del SIDA 2011

A continuación una traducción de las declaraciones de la secretaria de Estado Hillary Rodham Clinton en la conmemoración del Día Mundial del SIDA 2011:

Washington, EE.UU.. “Hoy rendimos homenaje a los millones de vidas perdidas y a las familias afectadas por el VIH/SIDA. También damos reconocemos a las valientes personas que viven con VIH, que cada día cargan el peso de la enfermedad. Es en su honor que nos hemos mantenido firmes en nuestro intento de lograr una generación libre del SIDA”.

El anuncio hecho hoy por el presidente Obama de la meta de proporcionar tratamiento antirretroviral que salva vidas a 6 millones de personas que viven con VIH en todo el mundo, representa un paso decisivo para alcanzar esa meta. Desde que el SIDA fuera identificado hace 30 años hemos hecho progresos importantes, salvando y mejorando la vida de millones de personas en todo el mundo.

Los trascendentales hallazgos científicos para prevenir y manejar esta enfermedad nos han dado herramientas para tomar medidas aún más grandes. Por medio del Plan de Emergencia del Presidente de Estados Unidos para el Alivio del SIDA (PEPFAR), una piedra angular de la Iniciativa de Salud Mundial de la administración Obama, hemos estado trabajando para traducir esos avances en programas que ayuden a salvar vidas humanas.

La visión de una generación libre de SIDA solamente se logrará si trabajamos conjuntamente. Los gobiernos asociados, la sociedad civil y el sector privado, junto a organizaciones multilaterales como el Fondo Mundial de la Lucha el SIDA, la Tuberculosis y la Malaria, deben colaborar y compartir sus prácticas óptimas entre sí. Debemos participar con los científicos más brillantes del mundo, los defensores [de esta causa], los expertos en salud pública, para hallar los modos más eficaces de combatir el VIH.

Las intervenciones de alto impacto como el tratamiento antiretroviral, prevención del contagio entre madre e hijo, y la circuncisión médica masculina voluntaria tienen el potencial para impulsarnos hacia adelante para acabar con esta epidemia.

Hemos avanzado un largo camino en la lucha contra el SIDA, pero todavía nos queda un largo camino que recorrer para concretar nuestras ambiciosas metas. Si seguimos trabajando juntos y coordinamos un esfuerzo global al amparo de la ciencia, puede ser que algún día tengamos una generación libre de SIDA.

Etiquetas: dia mundial, Secretaria Clinton, SIDA